ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Lectura Recomendada

Hugo Arce: ¿Sabe usted quien es Sandra Torres?
Fecha de Publicación: 27/09/2015
Tema: Justicia
 

Según una de las hijas del recordado poeta y periodista Hugo Arce, este artículo de opinión cuyo título completo es ¿Sabe usted quien es Sandra Torres Casanova (de Colom)? le costó la vida. (http://www.latribunaguatemala.com.gt/este-fue-el-articulo-que-le-costo-la-vida-a-mi-padre-sabe-usted-quien-es-sandra-torres-casanova/)

 
Nadie ha preguntado en las largas entrevistas de televisión y radio, ni en los sesudos artículos que se publican diariamente en los periódicos nacionales ¿quién es Sandra Torres Casanova?
 
Nadie le ha preguntado sobre sus ambiciones absurdas de cogobernar nuestro país, ambiciones crecidas a la sombra de una mentira rotunda, pues Sandra Torres Casanova es hija de una alcaldesa que en estos momentos está enjuiciada por corrupción. De su padre poco se conoce y de ella contaremos ahora un poco de su historia.
 
Sandra Torres Casanova, antes de pretender ser Primera Dama del país, estuvo casada con un abogado que actualmente es secretario de uno de los partidos políticos con más pobre intención de voto en esta campaña.
 
En los años ochenta, Sandra Torres era la amante del “comandante Isaías”, quien dirigía el frente guerrillero “Luis Ixmata”, quienes operaban en San Marcos, principalmente en el volcán Tajumulco y el área sur de dicho departamento. A su vez era una activa “colaboradora” de la guerrilla, no era combatiente, y hacía largas jornadas caminando desde la aldea San Sebastián hasta el campamento del grupo guerrillero, en el volcán Tajumulco, con el único propósito de reunirse con el “comandante Isaías” y compartir apasionadas noches. Claro, como colaboradora de la ex guerrilla, poseía un pseudónimo y éste era “Marta”.
 
Esta relación continuó y continúa hasta el día de hoy. Incluso, uno de los actuales jefes de seguridad de Sandra Torres era el hombre de confianza de “Isaías”, que es un ex guerrillero a quien le faltan tres dedos y fue partícipe activo de la tristemente famosa masacre de la aldea El Aguacate.
 
La esposa del asesino de El Aguacate es la actual secretaria privada de Sandra Torres, quien continúa teniendo nexos con miembros de la insurgencia, a quienes no duda en utilizar para hacer acciones violentas en contra de los miembros disidentes de su propia organización. Lo más sobresaliente que podemos mencionar de la pareja de “Isaías” y “Marta” es uno de los más famosos secuestros ocurridos en Guatemala, contra una señora de la alta sociedad, vinculada a la fabricación de cemento.
 
Durante este secuestro, la hoy aspirante a Primera Dama realizó las actividades de seguimiento, control y preparó la casa de seguridad, en donde mantuvieron prisionera a la secuestrada.
 
Ella misma, Sandra Torres, condujo uno de los vehículos controladores en donde transportaban a la secuestrada al lugar donde sufriría su cautiverio. Como todos sabemos, esta historia se vino a pique cuando el Grupo Antisecuestros capturó al comandante del grupo.
 
Mucho más se puede decir de Sandra Torres, por ejemplo que infiltró en el comando de campaña de su partido al sobrino -cuya esposa ocupa una embajada en un país centroamericano- de uno de nuestros más corruptos presidentes que goza de un dorado exilio en Panamá que, al igual que “Pollo Ronco”, esperan ansiosamente la llegada de esta señora al poder, para regresar a nuestra sufrida patria sin tropiezos legales, para lo cual ambos ex presidentes están aportando grandes sumas de dinero al proyecto de la señora Torres Casanova.
 
Sandra torres es un ejemplo del mal, una muestra oprobiosa de ambición, violencia y lujuria. Es uno de esos seres que jamás deberían haber nacido en nuestra patria. Sin embargo, gracias a las grandes cantidades de dinero que recibe tanto del narcotráfico, del crimen organizado y de personas como el ex secretario privado de “Pollo Ronco”, se encuentra agazapada, esperando, sedienta de poder, de dinero y de sangre. Y uno piensa que historias tan obscuras como la de esta señora y la de una de sus hermanas, divorciada de un antropólogo que también era guerrillero y se exiló en México, no pueden ser ciertas.