ENSAYOS >
T�tulo:     Tema:     Autor:    
replica watches uk replica uhren replicas de relojes repliche orologi replika klockor

Invitado de honor

Santiago Palomo: Usted
Fecha de Publicacin: 01/05/2015
Tema: Gobierno
Catarsis (con pluma en mano) de un ciudadano
 
La reproducción de este artículo cuenta con la autorización de su autor, Santiago Palomo Vila. Originalmente fue publicado en República.GT (http://www.republicagt.com/opinion/usted/), con fecha 29 de abril de 2015. Santiago es abogado, con experiencia laboral en la Corte de Constitucionalidad y el Tribunal Supremo Electoral. Actualmente es secretario del Centro para la Defensa de la Constitución.
 
Usted…le digo así, absteniéndome de utilizar los mil y un otros adjetivos que me gustaría emplear para referirme a su persona, pero créame, no quisiera rebajarme a ese nivel. Usted la de la mirada falsa, la de los miopes discursos y de las frases bochornosas que la han caracterizado a lo largo de estos tres largos años. Sí, Usted, la que nos ha mentido, la que nos ha traicionado, la que nos ha estafado; sí usted, la misma de siempre. Me refiero únicamente a Usted, la que ha pretendido pintar este noble país de gris, pero que a cambio le ha salido una mezcla de azul brillante y blanco puro esperando la luz de un nuevo amanecer.
 
A Usted, que los últimos 4 años se ha burlado de todo un pueblo que no soportara más. Usted, que prometió transparencia, pero que nos deja un país hundido en una ciénaga de corrupción e impunidad de la cual Usted forma parte. Usted, con su ritmo rimbombante y su soberbia al hablar. Usted que ha defraudado a todos y cada uno de los guatemaltecos que le dieron su confianza hace tres años. Usted, que ha avergonzado a más de seis millones de chapinas que tanto se han esforzado por encontrar espacios en un país que históricamente no se los ha permitido.
 
Sí, Usted, que estoy seguro, trasnocha por ese fantasma que la persigue y no la deja dormir. Ese fantasma que le habla al oído y le recuerda todos los niños que no han podido comer, todas las familias que no tienen donde dormir, todos los hospitales que no pueden funcionar y en especial a todos aquellos que se han ido con la esperanza de un mejor país. Pero más espero no duerma por todo el daño que ha causado, sino por el temor de todos los valientes guatemaltecos que no permitirán que falsos hijos como Usted sigan desdibujado el país.
 
Usted, que nos ha hecho recordar todo aquello que hemos perdido, pero también que nos ha abierto los ojos para darnos cuenta de todo lo que podemos recuperar. Usted, este sábado vio una muestra muestra de hidalguía, coraje, altura y patriotismo donde más de 15 mil guatemaltecos hermanos soñamos como no lo habíamos hecho en mucho tiempo. Soñamos en un país donde impere la justicia, pero sobre todo donde reine la paz. Un país donde los gobernantes se deban al pueblo y a la ley. Un país donde gente como Usted, señora, ya no existan.
 
Usted, la de las mojarras, el caballito de palo, y el “fisiquín”; le estoy hablando solamente a Usted, la que juró por la vida de su madre muerta que no ha robado ni un solo centavo (sic). Perdóneme de nuevo, si le digo estas cosas, pero créame no digo esto por usted, ni siquiera lo digo por mí, sino por el amor profundo que le tengo a esta patria y a todo su pueblo. Le escribo esta carta con la única intención de hacerle saber que Usted para mí carece de total legitimidad. Usted ya no me representa, mucho menos representa al pueblo de Guatemala. A Usted la invito a tomar la única digna decisión que aún tiene en sus manos: ¡Renuncie Ya!