ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Comentarios

Al artículo “Austeridad” Stella Dorion
Fecha de Publicación: 06/11/2013
Tema: Gobierno

 

Dada la situación de particular gravedad por la que atraviesa nuestra querida Guatemala encuentro necesario referirme al artículo Austeridad que Fernando García publicó el domingo 3, en el blog Pi Plaza de Opinión. Particularmente a su pregunta final: “¿Verdad que vale la pena aprender del pasado y tomar en serio el significado de la palabra Austeridad?”

Esta es mi respuesta: No solo vale la pena, ¡la Austeridad tendría que ser absolutamente necesaria! Debería ser adoptada como política de Estado. Corresponde aplicarla,  aquí sí con mano de piedra. Ya existe legislación que prohíbe a los funcionarios malgastar los fondos públicos y enriquecerse ilícitamente. Quienes pasan por encima de estas leyes debieran ser severamente castigados y públicamente expuestos a la vergüenza de ser señalados no sólo como criminales sino también como traidores. Y es que poco a poco la "piel" de estos servidores públicos se ha ido engrosando y su descaro parece ya no tener límite, confían con plena certeza en el silencioso contubernio de quienes deberían sentenciarlos e imponerles penas severas.

 

No es secreto alguno, después de que la prensa así lo publicara, que para "consensuar" el préstamo que nos endeuda hoy por 200 millones de dólares más, los diputados cobraron 150 mil quetzales cada uno. De 158 diputados únicamente 35 votaron en contra, así que el préstamo termina costando la bicoca de 18.5 millones de quetzales adicionales que fueron descaradamente distribuidos en el congreso en calidad de "propina" ¿Y qué puede decirse del “Gobierno de la transparencia" que promovió, aceptó y estará pronto a cancelar ese indecente soborno?

 

Estos infames mercaderes tendrían que ir a la cárcel. Y el MP ¿Acaso no sabe lo que todos los periódicos han denunciado con puntos y señales hasta el hartazgo? En el programa A las 8:45 de Canal Antigua, el domingo 3, uno de los periodistas acusó de forma frontal, abierta, viril... a todos los diputados de ser corruptos, a unos por acción, por omisión a los otros. Y no deja de tener razón porque también hay culpa en el silencio cómplice de los 35 que votaron en contra ¿Y qué decir del Ejecutivo? ¿Acaso no estaba en el otro lado del proceso de “consensuar”?

 

El artículo Austeridad debía ser enviado a todos los organismos del estado. Empezando por el Presidente, la Vice Presidente y todos los ministros. Además del BID, el Banco Mundial y otras organizaciones internacionales que insisten en endeudarnos cada día más. Algunas de esas organizaciones son europeas y acá actúan en evidente oposición a las políticas que ahora norman la conducta de varios países miembros de esa comunidad ¿Cómo es que aquí presionan para que sigamos el camino que los llevó al paro, a la crisis, a la convulsión social…? La comparación que presenta el artículo aludido entre lo que sucede hoy en Guatemala y lo sucedido en los años 30 es tan oportuna como conmovedora y una fehaciente muestra de la efectividad de las políticas económicas desarrolladas por Ubico entonces.

 

"Disminuyó el número de empleados públicos, redujo los sueldos de los funcionarios hasta en 30% y propuso al Congreso una Ley de Probidad que permitiría perseguir el enriquecimiento ilícito. Los funcionarios aceptaron la rebaja de los sueldos al considerar que era mejor recibir puntualmente un sueldo menor que vivir con la incertidumbre de los vales con que entonces les pagaban."

 

¡Ay! Dios, si tan solo lográramos seguir esos pasos, nuestra ruta cambiaría sensiblemente. Pero que va: aumento de diputados, de deuda, de impuestos, de gasto público, de precio por voto ahora a $4, de programas, de empleados, de, de... de. Los políticos, las insaciables e inmorales ansias de los políticos, nos están metiendo en un torbellino de peligrosidad. La historia está repleta de rebeliones en contra del Estado (es decir de los funcionarios). La inconsciencia de voraces servidores públicos ya ha logrado, en muchas ocasiones, cosechar repudio suficiente para terminar encendiendo la mecha de estallidos sociales. ¡Basta! de seguir "transando", esquilmando y enriqueciendo funcionarios y “dignatarios” a costillas de los pobladores.

 

Debo confesar que el artículo Austeridad http://www.opinionpi.com/detalle_articulo.php?id=212  es extraordinariamente enriquecedor. Que aprendí mucho de la historia, que poco sabía de esa época o la había olvidado ya. Leyéndolo es fácil caer en cuenta que Guatemala, en esa turbulenta época, estaba más que urgida de una mano firme, de un líder determinado a hacer lo necesario para restaurar el orden. Acaso, incluso de un dictador. Ante el caos no funciona otra cosa que el orden y para imponer orden se precisa de un carácter pleno de entereza, fuerza y seguridad. Lejos de haber sido el ser vil que pinta alguna versión de la historia, considero que Ubico fue la tabla de salvación que el país estaba necesitando para salir a flote de la crisis. Dicen que el líder es aquel que sabe interpretar las necesidades de la población en determinado momento de la historia y en ese sentido, según yo, Ubico sin duda supo hacer eso mismo.