ENSAYOS >
T�tulo:     Tema:     Autor:    
replica watches uk replica uhren replicas de relojes repliche orologi replika klockor

Teorema

De Gaulle (Segunda parte)
Fecha de Publicacin: 14/01/2023
Tema: Historia
La Resistencia francesa fue el brazo combatiente interno destinado a hostigar a los nazis. Por su parte, las acciones políticas desde el exterior buscaban mantener vivo el maltrecho honor francés. La Francia Libre y la Resistencia Interior Francesa se unieron en 1942 para formar la Francia Combatiente. La Resistencia estaba formada por simpatizantes del Partido Comunista francés. De Gaulle y los suyos tenían un pensamiento conservador, radical, de derecha, pero él estaba convencido que los intereses de Francia estaban muy por encima de ideologías sociales, económicas o políticas.

En las costas de Marruecos, Argel y Túnez estaba asentada parte del Ejército y la Marina francesa. A fines de 1942 había 10 acorazados, tanques, aviones, 11 submarinos, una importante artillería costera y unos 100 mil soldados. Los oficiales y la tropa obedecían al gobierno de Vichy-Pétain, subordinado a las órdenes de Hitler. El almirante François Darlan era el comandante en jefe del Ejército francés y el general Alphonse Juin comandaba las Fuerzas Francesas en África.

La tropa angloamericana, asentada en Gibraltar, buscaba abrir un frente en el norte de África para reducir la presión alemana sobre la tropa soviética, tener acceso al Mediterráneo y bloquear parte del suministro de petróleo a los nazis. La estrategia era incitar la rebelión de las fuerzas francesas en África en contra del gobierno de Vichy y que se unieran a la Francia Combatiente. Una tarea imposible para Churchill-Roosevelt, pero no para De Gaulle quien tenía más de dos años de alentar el orgullo del Ejército francés en contra del invasor.

Durante la noche del 8 de noviembre de 1942, unos 400 franceses miembros de Francia Combatiente infiltrados en Argel, aunque mal equipados, lograron neutralizar la artillería costera y a las tropas de Vichy. Tomaron los puntos estratégicos y
arrestaron a líderes civiles y a algunos oficiales. Los cronistas de habla inglesa reducen el mérito de la Francia Combatiente en la toma de Argel, creando distintas versiones de los sucesos. Adjudican el triunfo de la así llamada “Operación Torch” casi exclusivamente a las fuerzas de EU.

Seiscientos buques y 70 mil soldados participaron en la invasión que tomó por sorpresa a las fuerzas de Vichy. Darlan y Juin ordenaron la defensa del territorio, pero se mostraron anuentes a negociar. Hitler, enterado de los sucesos, un día después ―el 9 de noviembre― ordenó la ocupación total de Francia. El gobierno de Vichy no opuso resistencia. Pétain terminó trabajando para las fuerzas de ocupación nazi en Francia.

Ante la toma de todo el territorio francés, el 10 de noviembre, Juin y Darlan ordenaron el cese al fuego y convencieron a la gran mayoría de oficiales y a la tropa de unirse a las fuerzas aliadas. Marruecos, Argel y Túnez fueron ocupados por fuerzas de EU y de otros aliados. Esa Navidad, Darlan fue asesinado por un miembro de La Resistencia.

El fuerte nacionalismo de De Gaulle contribuyó a que las históricas tensiones entre Francia y el Reino Unido crearan mutua desconfianza. Churchill y Roosevelt querían manejar las operaciones en Francia sin el molesto De Gaulle que los incordiaba, pero cuyo peso político era importante y lo tenían que soportar. Para reducir el liderazgo de De Gaulle apoyaron al general Henri Giraud, quien gozaba de prestigio nacional, como líder francés. Fue tan grande su respaldo, que el “Día D”, año y medio después, ignoraron a De Gaulle y fue Giraud quien representaba a Francia entre los aliados. Para muchos, aquel fue un acto infame.

Conferencia de Casablanca ―Marruecos, enero 1943. El protectorado francés, ahora bajo la ocupación de EU, fue el sitio de reunión de Churchill, Roosevelt y De Gaulle en representación de Inglaterra EU y Francia, respectivamente. Stalin declinó participar por compromisos en la batalla de Stalingrado. De Gaulle también rehusó, pero cedió ante las presiones de Churchill. Roosevelt y Churchill complotaban para formar un triunvirato que se hiciera cargo de las operaciones en Francia. De esa forma podrían neutralizar a De Gaulle, quien los fastidiaba. Giraud fue invitado a la Conferencia.

A su arribo, De Gaulle fue recibido por un militar de bajo rango de EU y un funcionario civil en nombre de Inglaterra. En contraste, el arribo de Roosevelt fue apoteósico. Un film documental que incluye películas de archivo (
https://www.youtube.com/watch?v=A-FRvc4n9eE) describe la tensa relación entre De Gaulle y Roosevelt, que son aún peores con Churchill. De Gaulle expresa que es absurdo ser invitado al que en ese momento seguía siendo territorio y colonia del Imperio Francés. Se mostró ofendido porque en su suelo ondeara la bandera de EU.

De Gaulle estaba convencido de que Estados Unidos buscaba crear Wellonia, un nuevo país en Europa, desde el cual gobernaría el continente europeo. Su territorio estaría formado por el de Bélgica, Luxemburgo, Alsacia-Lorraine y gran parte del norte de Francia. También creía que a él correspondía evitar tal atropello. Las discusiones con Churchill fueron fuertes, por ambas partes. Churchill estallaba temperamental, De Gaulle mantenía la calma y respondía con inteligencia:

Si usted me obstaculiza yo lo liquidaré De Gaulle, grita un Churchill impulsivo. ¡Que así sea! Yo podré desaparecer, pero lo haré con honor, replica De Gaulle. Buscando intimidarlo Churchill agrega: Roosevelt y yo tenemos un total acuerdo en ideas e intereses. Tranquilo, De Gaulle responde: Tengo la más alta consideración por usted y por el señor Roosevelt. Pero eso no significa, de ninguna forma, que esté dispuesto a comprometer a Francia. Este es un asunto muy serio que me lleva a reevaluar la cooperación entre Francia y los aliados angloamericanos. Churchill ironiza: …Entre De Gaulle y sus aliados. Levantando el pecho, De Gaulle responde: Yo soy Francia. Churchill iracundo, dice: No. Usted dice ser Francia, pero usted no es Francia. Yo no lo reconozco a usted como Francia. De Gaulle: Si yo no soy Francia, entonces ¿por qué me convocaron a esta reunión?

Las entrevistas con Roosevelt se desarrollaron en medio de una falsa cortesía que llegó a hacerlas parecer ridículas. Roosevelt lo trataba como si fuera un niño o alguien con retraso mental. Durante los 20 meses que siguieron hasta la liberación de París De Gaulle fue excluido de la toma de decisiones por parte de los Estados Unidos e Inglaterra.

Finalmente, después de una semana de combates callejeros, huelgas y barricadas en París y otras ciudades, al mediodía del 25 de agosto de 1944 el Ejército alemán se rindió y De Gaulle entró en la ciudad. La Francia Combatiente, a la que se habían unido milicias de la División Lecrec, el batallón de republicanos españoles “La Nueve” y algunos soldados de EU, ingresaron triunfales a París. El batallón de “La Nueve” fueron los primeros en entrar y negociaron la rendición de los nazis.

Se formó el Gobierno Provisional de la República Francesa, presidido por De Gaulle. El gobierno así constituido daba legitimidad histórica y política a Francia y a la República Francesa. De Gaulle convertido en símbolo de la resurrección, consiguió que tanto Roosevelt como Churchill lo reconocieran como líder indiscutible de Francia. El 27 de octubre de 1946 se disolvió el Gobierno Provisional de la República Francesa y De Gaulle entregó el gobierno a Georges-Augustin Bidault quien ejerció solo 2 meses y lo entregó al conocido socialista André Leon Blum.
SOBRE EL AUTOR
J, Fernando García Molina
      José Fernando García Molina Guatemalteco, 77 años, casado, dos hijos, ingeniero, economista. Tiene una licenciatura en ingeniería eléct
OTROS TTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos