ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Teorema

¡Déjennos!
Fecha de Publicación: 13/05/2021
Tema: Construir el Estado
 
 

El sábado 1 de mayo tomó posesión la nueva Asamblea Legislativa de El Salvador, elegida, el 28 de febrero anterior, con un triunfo rotundo para el partido Nuevas Ideas ―NI―, del presidente Nayib Bukele. Nadie duda que esa formidable victoria, más que de los candidatos, fue del carismático presidente. Obtuvo para su partido 56 de 84 escaños. Mientras GANA, el partido coaligado con NI, obtuvo 5 curules. Entre ambos tienen una holgada mayoría absoluta (73%).

Después de la juramentación y actos protocolarios, los nuevos diputados, que en su mayoría son jóvenes, iniciaron su primera sesión declarando: “¡Estamos listos para cambiar la realidad de nuestro país!”, “¡A partir de hoy las cosas en este país empiezan a cambiar de verdad!”. No exageraban. La sesión, que concluyó en horas de la noche, destituyó al Fiscal General y a los magistrados titulares y suplentes de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema. Además, nombraron a sus sustitutos, y los juramentaron. Todo, en la primera sesión.

Al bloque oficial se unieron otros dos partidos, representados por tres diputados, que también votaron a favor de las destituciones. Hubo una ausencia, por lo tanto, 64 diputados (77%) votaron a favor y 19 en contra. La reacción internacional fue inmediata.

Comentarios de la prensa internacional

 

La Nación, Argentina, editorializó: El Salvador con un solo poder. El presidente Nayib Bukele orquestó el Primero de Mayo dos golpes letales y brutales contra la democracia y las instituciones salvadoreñas. ABC, España, tituló: Alerta mundial ante nuevo giro dictatorial de Bukele en El Salvador. BBC News, UKdijo: Es un hecho sumamente grave y nos retrotrae a los peores atentados a la democracia que afectaron nuestra región en el siglo XX. DW, Alemania: El Salvador: se encienden alarmas sobre autoritarismo de Bukele. La Jornada, México, escribió: Bukele autoritarismo e injerencia. El Tiempo, Colombia: El Salvador: advierten crisis económica por destitución de magistrados.

Otros medios fueron más cautos: The New York Times expuso: ¿Nayib Bukele será el próximo autócrata de América Latina? France 24, Francia: Con la ayuda del Parlamento, Bukele "limpia la casa" en El Salvador. RFI Francia: El Salvador: Con la ayuda del Parlamento, Bukele prepara un país a su medida liderado por el presidente Nayib Bukele contra el sistema judicial

Los gobiernos extranjeros

 

Kamala Harris, Estados Unidos: "Tenemos profundas preocupaciones sobre la democracia de El Salvador, a la luz del voto de la Asamblea Nacional para destituir a los jueces de la corte constitucional. Un poder judicial independiente es fundamental para una democracia sana y para una economía fuerte". Alemania: “El Salvador debe escuchar la gran variedad de voces sabias que llegan desde todo el mundo”. ONU: "Es un hecho sumamente grave y nos retrotrae a los peores atentados a la democracia que afectaron nuestra región en el siglo XX. OEA: “Cuando las mayorías eliminan los sistemas de pesos y contrapesos en el marco institucional, están alterando la esencia del funcionamiento del mismo”.

Los gobiernos de otros países no ofrecieron declaraciones públicas de inmediato, aunque, a juzgar por la inmediata reacción del gobierno salvadoreño, debió recibir abundantes mensajes condenatorios. La prensa local refiere “una avalancha” de críticas internacionales. Quizá sucedió así, pero mi búsqueda por la Internet, que fue minuciosa, solo detectó los antes señalados.

Reacción del gobierno salvadoreño

El lunes 3 de mayo (día hábil siguiente a los hechos), el presidente Bukele convocó al Cuerpo Diplomático acreditado en El Salvador para una reunión en Casa Presidencial. Solo estuvo ausente el embajador de EUA, aunque de manera poco profesional, hizo evidente que entre ambos países hay distanciamiento. Aún en ausencia, el presidente Bukele dirigió señalamientos ásperos a esa potencia global.

Si los embajadores esperaban que Bukele dijera que las decisiones de la Asamblea no incumben al Ejecutivo, que ofreciera disculpas o que diera marcha atrás, estaban equivocados. Bukele se solidarizó con lo ejecutado por los diputados, defendió su actuación como propia. Dejó entender que el Estado salvadoreño es uno y que la separación de poderes no significa que haya conflicto o que cada uno vaya por su lado. La conferencia duró 1:41:33 horas. Las redes sociales han difundido fragmentos que, sin excepción, han “viralizado”. Al final de este artículo hay un enlace para verla completa.

Dijo que los nuevos diputados son gente joven,
“con corazón limpio”, que nunca han cometido un delito, nunca han hecho nada malo, nunca han recibido dinero bajo la mesa… Afirmó que tienen estudios universitarios a nivel de postgradoy pidió comparar su perfil con el de otros diputados actuales y con el de la gran mayoría en legislaturas anteriores.

Argumentó que nunca hubo una votación tan intensa a favor de un solo partido. Ellos representan al 70% de los ciudadanos. Que les hayan confiado masivamente su voto, debe interpretarse como una orden para cambiar el país. Pueden y deben hacerlo sin negociaciones vergonzosas o comprando voluntades. La independencia de poderes no significa poderes en conflicto. El acuerdo entre los tres poderes del Estado, orientados hacia a una misma meta nacional, permitirá construir un país moderno, funcional, eficiente, ajeno a la corrupción...

Razonó que las actuaciones de la nueva Asamblea Legislativa y del gobierno que él preside lo han sido dentro de un estricto respeto a la constitución y las leyes vigentes. Estas prohíben que el Fiscal General pertenezca o se manifieste afín a partido político alguno. Identificó al Fiscal General destituido como miembro importante y financista del partido Arena. Señaló que hay vídeos que lo muestran vistiendo el chaleco, cantando el himno y levantando el puño junto a otros activistas de ese partido, en sus manifestaciones proselitistas.

Además, no se trató de una elección para un nuevo período, sino de designar al sustituto del anterior Fiscal durante los ocho meses que faltan para terminar el actual período constitucional.

La facultad de nombrar y destituir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional corresponde a la Asamblea Legislativa, demostró el presidente. El proceso requiere que haya causa justificada para hacerlo, pero no exige un proceso judicial. El documento de 29 páginas (está en la Internet) que presenta las causas de la destitución, fue leído en la Asamblea Legislativa. La mayoría lo aceptó y procedió a sustituirlos. Ese es el procedimiento que norma la Constitución.

Bukele hizo una exposición amplia y ordenada, buscando que se le entendiera, utilizó un lenguaje sencillo, fácil de seguir. Mantuvo la calma, habló pausado, respetuoso, sonrió todo el tiempo. Con ese mismo tono reprendió con severidad y firmeza a los embajadores. Dijo que el gobierno había hecho bien su trabajo, pero algunos de ellos no. Que habían enviado informes erróneos a sus respectivas cancillerías y gobiernos, tomando información de fuentes equivocadas.

Consultado a las oenegés, los partidos políticos y los grupos de poder, que conforman la oposición a su gobierno, una minoría que no representa al país. Debieron buscar fuentes que interpretaran mejor la actitud de la gran mayoría de la población. Los acontecimientos del 1 de mayo causaron que el apoyo del pueblo al gobierno subiera 2 puntos.

Es hora de que ustedes cambien. Que hablen con la gente adecuada, esté en el Gobierno o fuera de él. Dejen de entrevistarse con los viejos líderes de los partidos políticos, con los personajes que han manejado económicamente al Salvador. Dejen de hablar con quienes han causado que no progresemos. No somos solo nosotros, en el gobierno, quien debe cambiar, también son ustedes. Infórmense mejor, denos el beneficio de la duda. Cuando encuentren que hay algo incorrecto, por favor denúncienlo. Y háganlo fuerte, pero no vayan a preguntar a la cúpula empresarial porque muchas veces son ellos quienes buscan los privilegios que rompen las instituciones.

En una democracia republicana, aseguró, el gobierno debe hacer lo que ordena el pueblo bajo la sola restricción de que tales mandatos se encuentren dentro de lo preceptuado por la Constitución.

Bukele terminó su presentación con un llamado angustioso a los países desarrollados, allí representados, diciendo (versión resumida, no textual):

Nosotros queremos ser como ustedes, pero para conseguirlo, ustedes
, que construyeron su país, deben dejar que nosotros construyamos el nuestro. Deben permitir que desatemos lo que nos ata al subdesarrollo. Será muy difícil hacerlo si insisten en tenernos unidos a ese pasado que condujo a este presente. No nos sujeten a lo que nos ha mantenido atrapados en el subdesarrollo. De lo contrario, conseguirlo nos va a costar más.

Si evitamos la confrontación y nos sometemos a lo que piden los grupos de poder, si actuamos de acuerdo con los dos partidos políticos que nos trajeron acá, si seguimos las directrices de la prensa, entonces el país seguirá como hasta hoy. Si hacemos lo correcto, la prensa, que es propiedad de grupos empresariales, nos va a criticar y buscará influir la opinión pública en contra nuestra. Tendremos que trabajar contra la severidad de esa censura para dejar de ser un país pobre, donde la gente se tiene que ir a Canadá o Estados Unidos a trabajar, porque aquí no tiene un empleo digno ni la posibilidad de conseguirlo.

Hacer lo correcto será duro y ustedes lo harán todavía más difícil si, como ahora, nos presionan para obrar como ellos quieren. Deben entender que, para cambiar, tenemos que hacer cambios. Si no cambiamos nada, nada cambiará, todo seguirá igual. Canadá se puede dar el lujo de no hacer cambios importantes porque lo que tiene ya está bien. Pero la situación de El Salvador es diferente. Nosotros tenemos que empezar por destituir a los funcionarios corruptos que han estado, desde siempre, en la Asamblea, en los juzgados y en casi todas las dependencias del Estado.


Queremos conseguir nuestro propio desarrollo para lo que necesitamos de su colaboración. Les pedimos respetar nuestra soberanía, como nosotros respetamos la de ustedes. Les pedimos dejar que nos desarrollemos respetando la ley, los derechos humanos, la democracia, la libertad de prensa… Todo eso que ya respeta este gobierno ―aunque el lobby internacional diga que no es así.

No queremos que ustedes nos den de comer siempre. Gracias por lo que nos han dado, pero queremos comprar y producir nuestra comida. Queremos sentirnos orgullosos de nuestro trabajo

Enlace a la conferencia:

https://www.youtube.com/watch?v=R82yI_jwSps

 

SOBRE EL AUTOR
J, Fernando García Molina
      José Fernando García Molina Guatemalteco, 73 años, casado, dos hijos, ingeniero, economista. Tiene una licenciatura en ingeniería el&eacu
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos