ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Carnets

Soros y el Esperanto
Fecha de Publicación: 07/12/2017
Tema: Soberanía
Sin duda, el Esperanto es la base ideológica de la obsesión globalizadora de George Soros. Aquí el por qué.
Ludwik Lejzer Zamenhof (1859-1917) judío polaco, médico oftalmólogo de profesión, fue el creador del idioma “Esperanto”. Vivió años turbulentos en la época del dominio ruso en Polonia, su ciudad natal. Creció convencido que por hablar diferentes lenguas, había falta de comunicación y entendimiento entre las naciones y que allí residía el origen de las guerras.

Siendo ya políglota a sus escasos 27 años, decidió crear un idioma universal que facilitara el entendimiento entre las personas y por lo tanto, la comprensión entre las naciones.

Zamenhof, lanza conjuntamente con el Esperanto, un programa político religioso que trata de una ética universal para unir a todas las naciones bajo un solo Dios. Lo llamó “Hillelismo”, nombre que posteriormente cambió a “Humanitarismo” el que conlleva una estrategia de penetración social diferente.

En términos de Zamenhof: “la transformación debía hacerse de manera gradual pero sin interrupción, de forma que no fuera percibida por la humanidad. Tiene un solo objetivo: la conformación de un nuevo pueblo

Aquí se advierte, de inmediato, la influencia que muchos años después tendría sobre George Soros al delinear su propio objetivo.

Las bases del “Humanitarismo” adoptado por los esperantistas fueron: “El pacifismo; la no discriminación; la negación de la identidad racial; la anulación cultural; el igualitarismo; el repudio a la patria, a la religión y al idioma natal. Todos estos elementos que soportan la cultura occidental debían ser reemplazados por el “Humanitarismo y el Esperanto”. A ello se agregaría la creación de nuevos derechos. Las organizaciones sociales tendrían un papel determinante para la implementación de nuevas costumbres en el mundo entero.
Nuevamente, George Soros toma como medios para alcanzar sus personales fines muchos de los delineados por Zamenhof.

En 1906 se fundó la primera organización internacional: “Internacia Asocio Paco-Liberecon” (más tarde, Libergia Stelo) con la siguiente agenda:

Luchar por medios escritos (periódicos y revistas) contra el Ejército y el militarismo, el capitalismo, el alcoholismo, la religión, contra los dogmas y los prejuicios que impiden la mejora de la vida social. Difundir entre los esperantistas los pensamientos del antimilitarismo, socialismo y anarquismo. Por último; propagar la lengua internacional esperanto entre los librepensadores, los internacionalistas, los socialistas y los anarquistas. De nuevo aquí hay más de lo que se encuentra en el pensamiento de George Soros.

Teodoro Schwartz, quien después cambiaría su nombre por Tivadar Soros, judío húngaro tuvo dos hijos, uno de ellos George Soros. Teodoro, aprendió el esperanto en un campo de prisioneros de guerra en Siberia durante la Primera Guerra Mundial. Escapa de la prisión durante la revolución rusa. Comprendiendo entonces, el creciente sentimiento popular antisemita, cambió el nombre de su familia a Soros. Así logró pasar como cristianos, evitando ser enviados a los campos de concentración durante el dominio nazi.

Tivadar Soros es cofundador en Budapest de la revista Literatura Mondo, considerada la más importante publicación en esperanto en el período de entre guerras. Sus hijos, Paul y George aprendieron el esperanto desde su niñez, lo cual les incluye entre los pocos hablantes nativos del idioma.

Tras la caída de Hitler, Hungría fue ocupada por tropas soviéticas.Paul y George Soros, aprovechando el Congreso Juvenil de Esperanto en Ipswich, Inglaterra en 1947 escapan, quedándose a residir en este país. George termina sus estudios en London School of Economics en 1952. Durante éste período, fue discípulo de Karl Popper, de quien afirma haber sido profundamente influenciado en su pensamiento.

Al comprender la base esperantista que George Soros adquirió desde su niñez, se puede apreciar su inclinación por el socialismo y el globalismo que con ardiente fervor desea implantar en el mundo. La razón es práctica y simple. La pretensión de un sistema político social universal, no puede lograrse sin quitar la libertad individual. La uniformidad social, solamente puede ejercerse bajo la presión de un régimen totalitario que elimine libertades básicas.

George Soros sigue, persistentemente, intentando hacer realidad la idea de una sociedad transnacional, sin fronteras, inclusiva, sin identidad, tolerante y “políticamente correcta” a través de la agenda social de su “Open Society Foundation (Fundación Sociedad Abierta), bajo la bandera de “democratización”.

Lo está logrando gracias a su enorme fortuna personal, obtenida de su oficio como corredor arriesgado y perspicaz en la bolsa de valores. La Open Society Foundation de George Soros, trabaja en cuatro continentes.

Dimitry Egorchenkov, subdirector del Instituto de Estudios Estratégicos y Pronóstico de la Universidad de los Pueblos de Rusia, describe el método de George Soros de la siguiente manera: “Cuando George Soros entra a un país, busca sus contradicciones religiosas, étnicas o sociales. Escoge entonces el modelo de acción entre una o todas las combinaciones de éstas opciones y les prende fuego”

Lo está logrando, sobre todo, a través de la fomentación de éstas “sutiles” estrategias de enfrentamientos sociales, en nombre de derechos humanos, democracia, paz, generando caos al confrontar los valores culturales y religiosos en todos los países donde tiene injerencia.

Soros ha hecho, como Zamenhof sugería al implantar la Filosofía Humanitarista, de una manera gradual, sin interrupción y apenas percibida por la humanidad. Es hasta ahora que el mundo comprende, que George Soros ha comenzado a recibir el fruto de su inversión.