ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Invitado de honor

José Daniel Rodríguez: Reformas NO
Fecha de Publicación: 29/04/2017
Tema: Constitución

En los últimos meses se ha hablado mucho sobre reformar la Constitución Política de la República de Guatemala. Si bien es cierto que la máxima ley de nuestro país necesita ser actualizada, esto de ninguna manera puede hacerse por presiones -o mejor dicho imposiciones- de organismos extranjeros que lo que buscan es terminar de cooptar el Sistema Judicial para usarlo como arma ideológica.

Temas como el de la segregación racial en la aplicación de Justicia, crear un organismo paralelo y que destruye la división de poderes republicanos como el "Consejo Nacional de Justicia" o la protección de funcionarios en el Ministerio Público, no son prioridad para los guatemaltecos, jamás van a consolidar el Estado de Derecho que tratamos de construir.

Si vamos a reformar la Constitución, ¿por qué no evaluamos entonces suprimir la Procuraduría de Derechos Humanos que gasta mucho y no hace más que defender delincuentes -según la percepción ciudadana-, definir de una vez por todas la aplicación de la pena de muerte o eliminar los nefastos listados para elección de diputados al Congreso para elegir de forma uninominal, así como reducir su número?

También es necesario aclarar que la CICIG de nuevo está violando su mandato, ya que únicamente está facultada para "investigar y desarticular cuerpos paralelos clandestinos de seguridad que actúan con protección del gobierno"; por supuesto que eso dice el papel, pero la realidad es otra, ya que vemos que dicha Comisión vino a debilitar más a las instituciones, amedrentar a funcionarios legítimos y tenerlos a su servicio.

¿A ustedes no les parece sospechoso la prisa, las amenazas y el poco debate que hay sobre las reformas que proponen estos grupos? A mí sí y mucho. ¿Cuál es el miedo de que se discutan dichas reformas y ahora tratan de callar a los que no estamos de acuerdo, con descalificaciones como por ejemplo que somos parte del crimen organizado o que defendemos la corrupción? Todos los corruptos deben ser procesados y condenados, todos sin excepción, y eso incluye a dirigentes de oenegés que han hecho de los resarcimientos un millonario negocio presentando documentación de víctimas falsas.

Si piensan que los ciudadanos vamos a votar "SÍ" en una eventual consulta popular por un paquete de modificaciones que ni siquiera quieren explicar, están muy equivocados. Tengamos claro que la CICIG, la PDH y el MP no tienen iniciativa de ley, mucho menos esos grupúsculos que abusivamente se autodenominan "social civil", por lo tanto no pueden proponer reformas a la Constitución, se están extralimitando, abusando de su mandato y eso en cambio sí podría ser constitutivo de delito.

Por las razones expuestas en esta columna, por la opacidad en las reformas, por la prisa, por las sospechas, quiero invitarlo a usted ciudadano guatemalteco para que no apoye estas modificaciones hasta que sean correctamente analizadas y debatidas.
Mi postura en este sentido es contundente: No a las Reformas. Y usted ¿qué opina?
 
Si desea hacer un comentario, este será bienvenido en jdrodriguez.rebelionlibertaria@gmail.com
 
 
   
Powered by NeBSGT