ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

A vuelo de pájaro

Al igual que usted…
Fecha de Publicación: 16/03/2017
Tema: Otros

 

 “Hay que prometer la vida y darla

 

tan sólo a fin de perpetuarla,

 

como se perpetúan las rosas

 

cercándolas de manos dichosas”.

 

Paul Eluard


“Al igual que usted, yo fui un niño del cual abusaron. Crecí junto a un padre alcohólico y una madre histérica y codependiente. Uno de mis primeros recuerdos data de cuando tenía tres años, y vi horrorizado cómo mi madre le quemaba los dedos con fósforos a mi hermano, mientras él gritaba”.


Con esas palabras inicia el Dr. Steven Farmer su libro “Adult Children of Abusive Parents (Ballantine Books, N.Y. 1990), en el cual desarrolla el tema del abuso – personalmente prefiero este término, al de maltrato – a los niños, que puede ser físico, sexual, emocional, psicológico y por negligencia. A lo largo de sus páginas el autor cuenta su propia historia, de niño que creció en una familia en la cual el abuso era parte del diario vivir, a la vez que explica cómo puede un ser humano, con la ayuda adecuada, superar las traumáticas consecuencias derivadas del abuso. Como experto en el tema, el Dr. Farmer centra su obra en los adultos que sufrieron abuso en la infancia, tanto por los propios padres como por otros encargados. Las historias que relata en este libro corresponden a su propia experiencia vital, y la de sus pacientes (con nombres cambiados) y el proceso que debe seguirse para llegar a ser un adulto mentalmente sano.

Por ser éste, un tema de obligada preocupación a toda persona que se interese en el bienestar de los niños, creo importante y necesario compartir algunos aspectos de esta obra que recomiendo sin reservas. En los primeros dos de sus ocho capítulos, el autor narra cómo crece un niño que ha sufrido el abuso en cualquiera de sus manifestaciones, y cómo desarrolla su personalidad dentro de una familia abusadora, en la cual se dan ciertos patrones de conducta muy diferentes a los de una familia saludable. Por otra parte, enfatiza el hecho que no existen “familias perfectas”, solo saludables, a las cuales define como “familias que operan razonablemente bien como una unidad, respetando a la vez, la integridad e individualidad de cada uno de sus miembros”.

Para tener una idea clara sobre qué es el abuso, tomo la siguiente definición del Comité Nacional (de Estados Unidos) para la Prevención de Abuso al Niño: “Abuso es un daño o un patrón de daños infligidos a un niño, que no son accidentales”. Lo anterior, como afirmo anteriormente, incluye el abuso físico, psicológico y sexual, la negligencia y el abuso emocional. Comprender las diferentes clases de abuso que puede sufrir un niño, se hace imprescindible. El abuso físico es cualquier daño físico no accidental, en el cual se incluyen aquellos que tiene como resultado magulladuras, moretones, huesos rotos, cicatrices, o daños internos graves. De esta clase de abuso podrá derivarse más tarde que la persona asocie “el tocar” con el dolor, y lo llevará a mantenerse distante de los demás.

Abuso sexual significa cualquier forma de explotación de un niño para la gratificación sexual de un adulto. En éste se incluyen el exhibicionismo, las caricias, el coito, o la utilización del niño para producir materiales pornográficos. Pero, quisiera detenerme un momento en las reflexiones que se hace el autor sobre el adulto que sufrió este tipo de abuso: “Si usted fue abusado sexualmente, su cuerpo fue tratado como un objeto que sólo se usa. Si lo tocan o acarician no podrá sentirse seguro, porque tocar para usted significará sexo en lugar de afecto. A usted le robaron su inocencia, le robaron el derecho de descubrir gradualmente su propia sexualidad, para volverlo un ser sexual de golpe, en una época en que no estaba preparado ni psicológica ni emocionalmente para asimilar la experiencia”.

El abuso emocional incluye las exigencias irracionales impuestas a un niño, más allá de sus capacidades. También el molestarlo constantemente, menospreciarlo y atacarlo verbalmente. En éste también se incluye la falta de apoyo emocional y psicológico necesarios para el crecimiento y desarrollo del niño en esas áreas. Es sumamente difícil determinar cuán extendido está este tipo de abuso, ya que es más difícil de definir que otros, debido a que no hay señales visibles. Las cicatrices emocionales suelen estar adentro. Además, muchas de las víctimas niegan haber sufrido el abuso, pues no fueron golpeadas o molestadas sexualmente. Sin embargo el caos y la inseguridad reinaban en el hogar. El niño aprendió a negar, suprimir, y reprimir sus sentimientos y pensamientos, al igual que su comportamiento “exterior”.

El abuso por negligencia se refiere al descuido de los padres o encargados en proveer alimento, agua, abrigo, cuidado médico, educación, y toda clase de supervisión necesaria para el óptimo crecimiento y desarrollo de un infante. Por supuesto, las cinco fases del abuso infantil no tienen límites estrictamente definidos y es posible que se mezclen, o que uno lleve a otro.

El psiquiatra Steven Farmer ha escrito este libro con la intención de ayudar a los adultos que fueron víctimas de abuso, a encontrar la forma de sanar sus heridas, a encontrar “su verdadero ser, que fue enterrado en el pasado detrás de las barreras psicológicas que construyó para ayudarlo a lidiar con el abuso”.

Si un niño aprendió a vivir con golpes, gritos, patadas y trompadas, seguramente se sintió abandonado una y otra vez, sin tener cerca a un adulto que pudiera protegerlo, alguien en quien poder confiar. Sin embargo, hay muchas personas que, a pesar de que reconocen la crueldad con que fueron tratadas por sus padres o encargados –que llegaron incluso a pegarles, humillarlos y gritarles barbaridades– también niegan que aquello fue abuso. Disculpan estas crueles prácticas afirmando que “fue por su propio bien”. Finalmente, debemos considerar las siguientes palabras del autor: “Lo importante no es cómo se defina el abuso o lo que piensen los demás. Usted es el último juez: si no está seguro, pero cree que fue abusado, lo fue”.
 

 

 
 
   
Powered by NeBSGT