ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Teorema

Discurso de Toma de posesión
Fecha de Publicación: 07/09/2015
Tema: Gobierno
El sutil hecho me había pasado desapercibido, totalmente, pero una observadora aguda, me lo hizo notar: Durante la toma de posesión del presidente Alejandro Maldonado Aguirre ––AMA–– en el Congreso, aunque con mucha corrección y cortesía, permanentemente evitó el contacto, aún visual, con Luis Rabbé, el corrupto presidente del legislativo. Cuando le ceñía la banda presidencial, a Rabbé se le ve como el sastre del rey que le talla el traje, mientras que imperturbable, este se mantiene sin dirigirle la mirada. (Vea https://www.youtube.com/watch?v=ZZej8MMjcIM)
 
Después, aún en el Palacio Legislativo, el presidente Maldonado ofreció su discurso de toma de posesión (Vea http://www.guatevision.com/video-el-primer-discurso-de-maldonado-como-presidente/). El presidente ha relatado que dos días antes de renunciar, el expresidente Pérez le había comunicado que de ser llevado a juicio, antes renunciaría al cargo. Así que aquel no fue un discurso improvisado sino uno escrito y meditado cuidadosamente por el ahora gobernante. Sus declaraciones, por lo tanto deben ser tomadas con la mayor seriedad.
 
Maldonado acostumbra comunicarse con un lenguaje elegante, poético y afín a las figuras literarias donde la parábola tiene lugar preferencial. Lo hace así cuando escribe y en los discursos que pronuncia. Siempre deja algo a la interpretación de quien lo lee o escucha. Algunas personas preferirían mensajes más directos y explícitos, como si se tratara de órdenes militares. Pero él lo hace dejando un espacio para la reflexión y la interpretación. Desde esa perspectiva quiero comentar algunas partes de su discurso de Toma de posesión y especular sobre lo que podría interpretarse.
 
Discurso de AMA: Nuestro pueblo ha sido protagonista de cambios y conmoción de las instituciones después de estar expuesto a esquemas descompuestos que lastimaron la sensibilidad pública. El proceso de deterioro fue progresivo. De forma que la pureza original que previeron los fundadores, fue sorteada paso a paso por la ineficacia de las leyes y sus depredadores.
 
Mi comentario: Veo una denuncia implícita a todos los gobiernos de la así llamada era democrática. De Cerezo a Pérez, todos han desatendido el bien público perseguido por la Constitución. Los presidentes de los sucesivos gobiernos dedicaron importantes esfuerzos al enriquecimiento propio, el de sus familiares y allegados o el de ambos (por lo menos, no lo evitaron). En realidad, AMA no hace sino unirse, con ese lenguaje florido suyo, a lo expresado por los ciudadanos cuando manifestaron en las plazas públicas de todo el país. 
 
Continúa AMA: Esta realidad impone con apremio, que se hagan las correcciones inmediatas que parten necesariamente y siempre de un alto contenido moral que no está marcado en los códigos, sino en la conducta de los individuos. Es necesario entender, con la vehemencia de lo urgente, que en lo que resta de este año histórico haya respuesta positiva a una clamorosa demanda de presencia y participación. El nuevo gobierno debe surgir de la necesidad de inspirar confianza y convocatoria ciudadana. Abriendo lugares para el servicio público a gentes maduras y de experiencia así como a jóvenes profesionales y activistas sociales.
 
Comentario: Si en el párrafo anterior AMA plantea el problema, en este expone la solución o, al menos parte de ella: Involucrar en el gobierno a la ciudadanía que consiguió el derrumbe del gobierno de Pérez (desmoronamiento que hace más evidente cuando solicita la renuncia de todos los funcionarios). Alcanzo a ver tres niveles de ese gobierno. En el más alto, el que dirige, visualizo a hombres y mujeres de edad avanzada, personas que han dejado huella de servicio, gente de conducta moral irreprochable. Son los ciudadanos que poseen la sabiduría de la sociedad toda. Así como en el primer nivel se concentra el pensamiento, el siguiente reúne el análisis y la acción. Este segundo nivel es el de los tecnócratas, el de los científicos. Algunos de ellos, algún día alcanzarán el primer nivel pero antes deben demostrar su valía y sus condiciones éticas y morales, deben templar su carácter, resistir las tentaciones, tomar las lecciones de humildad que ofrece la vida.
 
Continúa AMA: En particular, la presencia de nuevos actores sociales es oportuna para que estos jóvenes no se rindan ante la vida ni que se jubilen del conocimiento. Estos valores deben saber que su concilio intelectual y moral no terminó con la experiencia de estas semanas de lucha. No pueden dar por finalizada su tarea si su meta es forjar ese humano nuevo del que pueda asegurarse su mente clara, su corazón limpio y sus espaldas anchas. Reitero que esta generación, que se alzó con los símbolos de la paz en la mano, no puede ni debe estancarse en las rutinas ni acomodarse a sistemas que sin vigilancia ni cautela pueden recaer en el proceso de su descomposición. A estas mujeres y hombres que han volcado su energía para denunciar y reclamar, es también un desafío que trasladen esa vitalidad cívica al servicio público. Siquiera sea para dejar constancia de que la ética es coherente con la función de gobernar unos cuantos meses, pocos, pero significativamente como ejemplo de decoro, dignidad y entrega.
 
Comentario: El párrafo anterior es verdaderamente revolucionario, y provoca entusiasmo. Entiendo que AMA propone abrir el gobierno a la gente que manifestó para que pase de la denuncia a la acción administrativa. Se dirige a los jóvenes que superando barreras ideológicas, dieron muestras de civismo y unidad bajo el sol y la lluvia. Propone que sean ellos quienes diseñen un futuro que les pertenece en mayor medida que a la generación de sus padres o abuelos. Es este tercer grupo, el que complementa a los anteriores, es el nivel de los hacedores. El de la gente más joven que considera formarse dentro de la administración pública y desde allí transformar su país. Algunos de ellos serán enviados a otros países para entrenarse, tendrán un sitio en las mesas de discusión, una oportunidad para brillar. Ellos son el futuro de la patria.
 
El discurso de toma de posesión del presidente Maldonado consta de otras partes que me gustaría comentar adelante.
 
Muchas gracias a quienes reenvían los artículos de Pi o los distribuyen por las redes sociales. Si usted no lo hace, por favor considere unirse a ellos. Si desea hacer un comentario, este será bienvenido en Pi.Teorema@Gmail.com
SOBRE EL AUTOR
J, Fernando García Molina
      José Fernando García Molina Guatemalteco, 67 años, casado, dos hijos, ingeniero, economista. Tiene una licenciatura en ingeniería eléct
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos