ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Agenda

El presidente Ubico
Fecha de Publicación: 07/07/2015
Tema: Presidencia
 
Recuerdos de mi niñez y juventud, entre 1925 y 1932.
 
A principios de 1925 tenía cinco años y vivía en Coatepeque. Entonces se oía por todos lados dos canciones, una decía: La que quiera ser pelona, que se vaya con Chacón; la otra: Chacón... Chacón... solo Chacón... Chacón...
 
No teníamos necesidad de entenderlo, solo lo cantábamos. Se trataba de Lázaro Chacón, quien ganó las elecciones presidenciales en 1926. Antes de terminar su período tuvo un derrame cerebral que lo hizo abandonar el cargo y viajar a Estados Unidos, donde murió en 1931.
 
Si alguien piensa que las semanas recientes han sido convulsas, eso es porque no vivieron aquellas. A Chacón debía sucederlo De León pero este renunció (lo renunciaron, pues). Entonces Palma, Secretario de Hacienda, fue nombrado Presidente. Pero solo estuvo en el cargo cuatro días ya que fue derrocado por Orellana, quien comandaba Matamoros. Sin ser invitada al baile –como siempre fue y sigue siendo– la Embajada se metió y presionó exitosamente la salida de Orellana. Este solo estuvo dos semanas en el cargo. Asumió Reinita quien fue presidente seis largas semanas, todo un récord. Desde el principio Reinita convocó a elecciones y en un acelerado proceso, fue electo Jorge Ubico, don Jorge.
 
En solo dos meses nuestro país había tenido cinco presidentes. Desde luego, entre una y otra presidencia la caldera se mantuvo en ebullición. Pienso que si lo de ahora hubiera sucedido entonces, Pérez ya habría sido antejuiciado, depuesto, enjuiciado, sentenciado y muy probablemente hasta fusilado.
 
En aquellos tiempos (principios de 1931) en Coatepeque las mujeres se vestían a “la última”. Usaban mantones de manila, corte de pelo a la “garzón”, medias de seda en colores, zapatos de charol de punta aguda y tacón de carrizo. Asistían así ataviadas a las corridas de toros y por las tardes a pasear por los anchos andenes de la estación del ferrocarril. Cuando llegaba el tren (venía de Guatemala e iba hacia Ayutla), paraba una hora para cargar y descargar. La máquina (locomotora) era una enorme mase de hierro negro azulado sin gota de herrumbre, olor a aceite y un silbato que siempre me hizo estremecer. Atrás de ella, el depósito de leña que proporcionaba la energía para hacerla funcionar.
 
Mis hermanos y yo, veíamos a nuestros padres, bailar el charlestón oyendo la canción: bailando el charlestón... charlestón, se alegra el corazón... corazón. También las canciones de Guty Cárdenas, como Flor en una Palma. En esos díasrecuerdo a la gente esperando noticias sobre el secuestro del niño Lindbergh. Todos estaban conmocionados por el hijo de Charles Lindbergh, pionero en atravesar el Atlántico y haber sido recibido triunfalmente en Paris. Cerca de dos meses después, el niño que aún no había cumplido dos años, fue encontrado muerto. Estupor general, gente llorando… así eran aquellos días.
 
Ubico, quien nació el 10 de noviembre de 1878, fue hijo de don Arturo Ubico Urruela. Don Jorge como se le decía, había sido jefe político en la Verapaz y Retalhuleu, durante la presidencia de Estrada Cabrera. Fue muy bien aceptado por la población, principalmente en su primer período de gobierno de seis años que debía terminar en 1937. A mediados de 1935 una constituyente convocada por él y una consulta plebiscitaria le permitieron justificar que se extendiera su período constitucional hasta el 15 de marzo de 1943.
 
Recuerdo, ya viviendo en la capital, que el plebiscito se hizo mediante puestos de consulta que duraron 3 días, en barrios, cantones y parques, a viva voz, presentando la cédula de vecindad que sellaban con un pesado sello alusivo. La consulta era de 9 am a 5 pm. Entonces, la seguridad era moneda corriente, tal y como ha sido escrito muchas veces.
 
En cuanto a la obra física, ningún presidente sale adelante de él. Mantenía los caminos transitables y seguros. La educación estuvo en su mejor tiempo. Había trabajo y asistencia social, dio vida a la feria de noviembre con muchas exposiciones, el tren como se le decía, funcionaba normalmente para gran ayuda de los municipios, así como tantas cosas más. Por si fuera poco, al cancelar la famosa deuda inglesa nos dejó libres de deudas.
 
Unos le dicen ahora el dictador, y si lo fue que bueno, porque no permitió esos sindicatos que hoy, al igual que las maras, extorsionan al pueblo, con sus avorazados y malvados directores que se enriquecen. En aquellos tiempos esos líderes sindicales que hoy muestran un arrastrado apoyo al presidente Pérez, simplemente no existían. Y si algún Arnoldo Miranda, Joviel Acevedo, Nery Barrios, Luis Lara, Pedro Esquina o Alfredo Tumax hubiera nacido entonces, de seguro le habrían enseñado a trabajar o estaría en el bote.
 
Por entonces, se podía caminar a altas horas de la noche y dejar la casa con la puerta de calle abierta con la seguridad de pasear y dormir tranquilo. Pero sucedió que los muchachos Cayetano Asturias, Eduardo Felice y Juan Blanco, miembros de familias acomodadas de la Capital, fueron acusados de haber dado muerte a Mercedes Blanco, tía Juan. Según me contó mi prima Estelita Bendfeldt Asturias quien vivía en la vecindad, la policía se subió a un alto árbol lo que le permitió, levantando láminas, entrar al tapanco. Una vez adentro, rompiendo las tablas los sacaron, los sacaron, los arrastraron y llevaron a la estación policial. Al registrarlos, encontraron en los bolsillos las alhajas robadas. El juicio tomó más de un año yel veredicto de "posible autoría" contrastó con la sentencia de pena capital. Ubico no tuvo piedad con ellos, era implacable, o justiciero, como se le quiera llamar.
 
Años después sucedió un caso parecido en el que participó y por tanto fue fusilado, un muchacho hermano de Queta Gil, a quien decían el Quico Gil. Mucha gente se horrorizaba, pero otros pensábamos que era la única manera para que la nación viviera en paz. Recuerdo otras cosas de entonces que quiero contar más adelante.
 
¡De pie Guatemala, de pie!

Si usted desea reenviar este artículo, o cualquier otro publicado en Pi, por favor siéntase con plena libertad de hacerlo. Si desea hacer un comentario, este será bienvenido en 
JennyGularte@yahoo.com
 
 
 
   
Powered by NeBSGT