ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Teorema

Cuadros de una exposición
Fecha de Publicación: 26/06/2015
Tema: Congreso

 


En 1874 Modest Petróvich Músorgski escribió Cuadros de una exposición, una de sus obras más conocidas. Se trata de una suite de 15 piezas, originalmente escrita para piano. La basó en la exposición póstuma de diez cuadros, de su recientemente fallecido amigo Viktor Alexandrovich Hartmann. A cada una de sus piezas dio un sugestivo nombre.
 
A la manera de Músorgski quiero representar cuadros imaginarios del Congreso de la República que con fervor patrio deseo para nuestra Guatemala. El escenario de fondo, desde luego, son los salones del palacio legislativo. Ese magnífico edificio construido e inaugurado (1934) por Ubico.
 
Los cuadros que describo adelante, tienen como escenario principal las instalaciones del Congreso de la República. La gran mayoría de diputados en esta visualización, son formadores de opinión. Trato de responder con unos pocos ejemplos, la pregunta: ¿Qué harían ellos que sería tan distinto? También conjeturo lo que podría pasar entre diputados cuya visión ideológica fuera tan disímil.
 
Primer cuadro: una fachada de 50 metros. Los legisladores interpelan a un recién nombrado Ministro. Este, tiene más de 20 juicios pendientes y su reputación dista de ser la un hombre honrado. Su nombramiento se explica únicamente por su cercanía con el presidente. El interrogatorio central lo conduce José Eduardo Valdizán y Luis Felipe Valenzuela. Después de cuatro horas, el pleno ha concluido con que su nombramiento no conviene a los intereses de la nación. Le han dado un voto de falta de confianza. De acuerdo con el artículo 167 de la Constitución, el nuevo Ministro deberá presentar de inmediato su dimisión. Este es la quinta interpelación que se ha desarrollado a igual número de ministros, todas con idéntico resultado. El recién promulgado reglamento interno del Congreso limitaba a tres días hábiles el tiempo de interpelación. Sin embargo, la de mayor duración solo ocupó seis horas.
 
Segundo cuadro: El hemiciclo parlamentario. Un debate sobre la pena de muerte ha sido abierto. En el orden de participación de los oradores se lee: Danilo Parrinello, Edelberto Torres, Frank La Rue, Luis Enrique Pérez, Luis Figueroa, Mario Roberto Morales, Marta Altolaguirre y Ricardo Sagastume. La prensa nacional radiada escrita y televisada ocupa los palcos del lado izquierdo. El cuerpo diplomático toma notas desde el palco derecho. El Canal del Congreso ya funciona y lo hace con una altísima teleaudiencia. A pesar de estar presente la TGW, no hay ninguna cadena oficial, estás han sido abolidas.
 
No se espera arribar a acuerdos, pero la discusión, que se prevé intensa, aportará profundos argumentos de análisis aportados por ambas partes. Se espera que la nación se involucre en esa discusión. Otros temas a discutir, como la reforma agraria, la portación de armas, el consumo de mariguana… también serán abordados sin que se esperen acuerdos. Pero eso no los hace ociosos, por lo contrario, a nivel de la nación, habrá mayor conocimiento de ambas posturas y se identificará los elementos puntuales de desacuerdo. Eventualmente la población decidirá por medio de un referendo.
 
Tercer Cuadro: La casa Larrazábal. La población se ha involucrado en los grandes temas nacionales discutidos por los congresistas de manera magistral y con mucha profundidad. La gente ha ido tomando partido a favor de uno u otro y se siete representada por la opinión expresada por alguien en particular. Los diputados, haciendo uso de la Internet se apoyan en la opinión pública para decidir sobre ciertos temas o posturas. De manera incipiente, el concepto de representatividad real, ha empezado a cobrar forma.
 
Cuarto Cuadro: La casa de la cultura. El pleno está por iniciar la discusión sobre una propuesta de ley. Esta consiste en crear una oficina a cargo de recibir y analizar demandas penales en contra de funcionarios y exfuncionarios corruptos. Las demandas son presentadas por ciudadanos quienes lo hacen, tanto en lo personal como a través de bufetes de abogados o por organizaciones privadas. La oficina, que estaría a cargo de cinco ciudadanos notables, analizaría las pruebas y la posibilidad de éxito de los encausamientos.
 
De considerarlas viables y con alta posibilidad de concluir en sentencia condenatoria, la oficina aportaría fondos para proseguir la investigación y financiar los gastos legales. Además se comprometería a acompañar al demandante para que el Ministerio Público inicie el proceso. Los fondos que deba restituir el exfuncionario corrupto, serán distribuidos entre la oficina, el Organismo Judicial y el demandante original.
 
El gremio de abogados muestra mucho interés en este proyecto que también recibe apoyo de grupos que ven en este mecanismo un medio efectivo para que la población se convierta en el principal vigilante de la transparencia en los funcionarios.
 
Post Scriptum: Si usted visualiza un cuadro como los anteriores y desea compartirlo, por favor envíemelo

 

Muchas gracias a quienes reenvían los artículos de Pi o los distribuyen por las redes sociales. Si usted no lo hace, por favor considere unirse a ellos: (https://www.facebook.com/profile.php?id=1387453142&sk=notes). Si desea hacer un comentario, este será bienvenido en Pi.Teorema@Gmail.com
SOBRE EL AUTOR
J, Fernando García Molina
      José Fernando García Molina Guatemalteco, 73 años, casado, dos hijos, ingeniero, economista. Tiene una licenciatura en ingeniería el&eacu
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos