ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Agenda

Los plantones
Fecha de Publicación: 22/06/2015
Tema: Guatemala

Queridos amigos, aunque no creo que mi opinión sea capaz de direccionar la actividad ciudadana y romper este nudo gordiano --como diría Martín Banús--, quiero dar a conocer mi opinión. Mis 96 años me han dejado cierta debilidad en las piernas impidiéndome participar activamente en las manifestaciones. Pero mi espíritu, contrario a envejecer, se muestra irrefrenablemente deseoso de apoyar todos los movimientos en favor de Guatemala. 

El diputado POP es un personaje ignorante e irrespetuoso que no se quita el sombrero ni ante nuestra bandera. Pareciera ser el abanderado de todos los corruptos en el congreso, es el prototipo de la deshonestidad. Pop presentó una solicitud para retirar la inmunidad al presidente y esta fue atendida favorablemente por la Corte Suprema de Justicia –CSJ.

Alegrón de burro para la ciudadanía, porque el planteamiento fue redactado sin llenar los requisitos mínimos que establece la ley. Quién sabe dónde estudio derecho Pop. Aún peor, absolutamente imperdonable, fue que la CSJ lo aceptara sin analizar sus fallas. La Corte de Constitucionalidad –CC– tuvo que entrar a enmendar la doble güizachada. Ordenó que el proceso se encause dentro de las normas del “debido proceso”. Aunque resulta irónico, a la CC y a la señora Fischer, les correspondió el papel de malvados mientras Pop y la CSJ ponen cara de circunstancia.

A través de mis largos y afortunadamente privilegiados años, vividos con la pasión del amor por mi país y su gente, así como la sensatez que deriva de la experiencia por haber visto y oído mucho, llego a una conclusión. Todo movimiento tiene un fin, dependiendo de los cruces en el camino que tomemos. Por el camino donde nos llevó Pop, Pérez salió fortalecido y no piensa renunciar. Por allí, ya no hay para dónde. Hay que tomar otro sendero, hay que evitar que el desánimo haga presa de la ciudadanía.

Busquemos una ruta más pragmática. Los eficaces plantones sería más provechoso hacerlos frente al Tribunal supremo Electoral (1 Calle entre 6 ave. y 6 ave. A, Zona 1). Hay que ofrecerle apoyo, total reforzamiento a sus acciones al tiempo que exigirle escuchar la voz del pueblo y actuar en consecuencia. Debe atender la petición generalizada de hacer cumplir, estrictamente, el artículo 113 de la Constitución que implica que los candidatos sean personas idóneas, honradas y capaces.

Si para ello los partidos tuvieran que quedarse sin un solo candidato, que así sea. Si no hay candidatos con esas características entre los actuales tendríamos que llegar a una nueva convocatoria en la que ya se sepa que ese es un requisito sine qua non. Debe ser satisfecha. Necesitamos entender que el TSE requiere muestras contundentes de apoyo para actuar de esa manera. Debe convertirse en una institución al servicio de los más altos afanes de la nación y dejar de ser una entidad que actúa en beneficio de los partidos políticos.

Después, el plantón debe hacerse frente a la casa del Embajador de los Estados Unidos (20 calle Zona 10), o bien frente a la Embajada (Ave. La Reforma, entre 6 y 8 calles, zona 10). Hay que exigirle respeto a nuestro país, que deje de dar órdenes a nuestro infame presidente y que no lo proteja más. La Embajada a su cargo no debe seguir resguardando criminales y ladrones.

Finalmente los plantones deben hacerse frente al Congreso para exigir a los diputados a aprobar la ley electoral que tienen engavetada desde hace mucho tiempo agregando las reformas propuestas recientemente por el TSE. Habrá que decirles que es de su conveniencia hacerlo ya que, de lo contrario, una nueva y más rigurosa ley será puesta en vigor el año próximo.

Estamos frente a una lucha de titanes. ¿Cómo lograrlo?

Mi corazón está con los jóvenes enérgicos, de carácter, que vivirán muchos años en esta nuestra amada Guatemala. Nosotros, los mayores, no conseguimos dejarla bien arregladita para ellos. Tendrán mucho que poner de su parte. Debemos reconocerlo, somos como aquel padre trabajador honrado y amante de su familia, quien sin embargo, al morir hereda a sus hijos mucho desorden y a ellos corresponde organizar las cosas y ponerlas en armonía.

 De pie Guatemala, de pie.


Si usted desea reenviar este artículo, o cualquier otro publicado en Pi, por favor siéntase con plena libertad de hacerlo. Si desea hacer un comentario, este será bienvenido en JennyGularte@yahoo.com
 
 
   
Powered by NeBSGT