ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Teorema

Discusiones en torno a "República" (V)
Fecha de Publicación: 23/03/2015
Tema: Filosofía
Esta es la quinta parte.
 
Alberto: El término república, en efecto, viene del latín, porque lo forjaron los romanos cuando acabaron con la monarquía de los Tarquinios, en el 509 a. de C., y optaron por un gobierno que no quedaría en manos de una sola persona (monarquía), que además accedía al puesto por herencia (monarquía hereditaria).
 
En ese momento, se decidió que la ciudad de Roma sería gobernada por un consejo de sabios, el Senado, y una serie de magistrados, los cónsules, pretores y demás. Esa república inicial era oligárquica, en tanto en cuanto ese Senado sólo podía ser elegido y elegible entre una parte de la sociedad romana, los patricios y, ojo, no todos. Habían de cumplirse más requisitos que el mero hecho de ser patricio. No era, por tanto, una república democrática, es decir, una donde tenían voz y voto el pueblo en su totalidad.
 
Es cierto que una característica añadida de esa nueva República es que se trató de generar una ley común que acabase con la arbitrariedad del monarca. Pero se tomaron su tiempo, pues hasta casi 50 años después del inicio de la república no se pusieron manos a la obra para elaborar las XII tablas, base del derecho romano, que además, se apoyó en la legislación también republicana de Grecia, que de igual manera,  había hecho su viaje desde las monarquías, allí llamadas tiranías, hacia esas repúblicas, aunque aquí el viaje prosiguió desde la república oligárquica hacia la república democrática.
 
A partir de ahí, cuando el que manda no es un rey, sino un presidente, cónsul, capitán general (vitalicio o no), y además se dota de una legislación que acaba con la arbitrariedad, hablamos de repúblicas.
 
Algunas no me gustaron nada, como la República Democrática Alemana o la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, o la República Popular China, o la República Bolivariana de Venezuela. Pero son repúblicas.
 
Creo que nos da miedo utilizar ciertos términos. Por ejemplo, “Sufragio Restringido” ¿Hablamos de república y democracia, cuando queremos hablar de sufragio restringido versus sufragio universal? ¿Por qué ocultar nuestro pensamiento político retorciendo la semántica? Soy el primero que me cuestiono mucho el modelo del sufragio universal, que se da en repúblicas (como Estados Unidos) y en monarquías (como España). Habría que analizar las ventajas que tuvo el sufragio restringido en repúblicas (como en los Estados Unidos cuando no votaban las mujeres o los negros) y en monarquías (como en España, cuando era censitario, es decir, votaban sólo los que tenían un determinado nivel de ingresos).
 
Pero al empeñarnos en evitar el debate real, restringido/universal, pareciera que queremos ocultar nuestras intenciones por ser ¿malas? ¿Dañinas?
 
Carlos:Su historia de Roma es correcta y se le llamó república por que empezó a delinear los requisitos de ese sistema político. El poder se dividió, las autoridades fueron electas, el individuo que fuera ciudadano de Roma era protegido en sus derechos y tenía una plena libertad.
Roma nunca fue una república perfecta pero no olvidemos que estamos hablando del siglo VI antes de Cristo.
No puedo compartir su afirmación de que los romanos se tomaron “su tiempo, pues hasta casi 50 años después del inicio de la república no se pusieron manos a la obra para elaborar las XII tablas, base del derecho romano, que además, se apoyó en la legislación”. No se puede juzgar con los ojos del siglo XXI lo ocurrido en el siglo VI antes de Cristo. El tiempo era más lento en esa época, debido en gran parte a las comunicaciones y la tecnología existente.
 
Si tratamos de transportarnos a esa época, el establecimiento del sistema romano de gobierno fue impresionante y sentó las bases del sistema republicano, el que nace en todo su esplendor con la independencia de los Estados Unidos de América y la emisión de la primera constitución en la historia.
 
Estados Unidos, también se tomó su tiempo, aunque fue mucho menor que el de Roma. Pasaron once años desde la independencia para que emitieran su constitución la que originalmente se denominó “Nosotros el Pueblo” el 17 de septiembre de 1787 y hubo que esperar hasta el 29 de mayo de 1790 cuando fue ratificada por el estado de Rhode Island con lo que entró en vigencia en la totalidad de los estados de la naciente federación.
 
Usted dice “A partir de ahí, cuando el que manda no es un rey, es un presidente, cónsul, capitán general (vitalicio o no), y además se dota de una legislación que acaba con la arbitrariedad, hablamos de repúblicas.”  Y luego agrega “Algunas no me gustaron nada, como la República Democrática Alemana o la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, o la República Popular China, o la República Bolivariana de Venezuela. Pero son repúblicas.”
 
La parte final: “Pero son repúblicas” indica que su definición del significado del término república es absolutamente distinto del mío. La República, es un sistema de gobierno en el cual se reconocen los derechos de cada ser humano y se garantizan mediante la prevalencia del imperio de la ley. La República se  fundamenta en el respeto al individuo, garantizándole el derecho a la vida, la libertad y la propiedad privada, así como su seguridad y la búsqueda de la felicidad. Para lograr sus fines la República reconoce que la soberanía radica en el pueblo quien la delega en las autoridades que elige por un tiempo determinado y le otorga la facultad de elección mediante el sistema del voto democrático.
 
Para que exista una república el individuo debe de ser libre, contar con sus garantías fundamentales, tener la facultad de delegar su soberanía en sus autoridades electas por él, exigir la división de poderes y la alternabilidad en el poder.
 
Si a un gato le decimos perro sigue siendo un gato. Un nombre o denominación no determina la naturaleza de las cosas por lo que cambiar o mal usar un nombre no cambia la naturaleza de lo nombrado.
 
La República Democrática Alemana, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la República Popular China y  la República Bolivariana de Venezuela usan el nombre de república para ocultar su verdadera naturaleza de dictaduras. En ninguna de las naciones citadas se protege al individuo, a menos que forme parte del ese sistema dictatorial. En ninguna de las naciones citadas se otorga el derecho pleno a la vida, a la no persecución, a la libertad y mucho menos a la propiedad privada. La división de poderes es una farsa y la alternabilidad en el poder es lo primero que se elimina.
 
 

Es imposible decir que esos gatos son perros solo porque les dieron ese nombre. Con todo respeto, La República Democrática Alemana, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la República Popular China y  la República Bolivariana de Venezuela no son repúblicas

 
El sufragio restringido es un mal que generalmente existe cuando nace una república y empieza su niñez. Si se da cuenta a la adolescencia de las repúblicas el gran debate siempre es la lucha por el sufragio universal. Así empezaron los Estados Unidos hasta que se liberó el voto de la mujer y luego el del negro; acá en Guatemala, por muchos años se le negó el voto al analfabeto.
 
Pero el voto universal o restringido no es parte de un debate semántico ni tiene nada que ver con república y democracia. No confundamos los términos
 
Nadie evita el debate del voto restringido o universal. El voto debe de ser universal. El que en algunos momentos haya sido negado a algunos ciudadanos no se justifica. El voto restringido no puede ser aceptado en una república.
 
Si vemos la historia, los Estados Unidos de América, que es el inventor del actual sistema republicano empezó mal. Existió discriminación, pero con en su madurez ha ido dejando atrás esos males para convertirse cada día más en el ideal de una república.
 
No pretendo convencer a nadie. Creo en la República, estoy consciente de que la Asamblea Nacional Constituyente de 1985 diseñó una República cuyo sistema se ha vulnerado debido a la mala interpretación que se ha hecho de la Constitución con el fin de satisfacer intereses personales o de algunos grupos e intereses. Hemos olvidado que la norma jurídica y en especial la norma constitucional se debe aplicar y no interpretar.
 
Si usted desea reenviar este artículo, al igual que con las demás publicaciones de Pi, por favor siéntase con plena libertad de hacerlo. Si desea hacer un comentario, este será bienvenido en Pi.Teorema@Gmail.com
SOBRE EL AUTOR
J, Fernando García Molina
      José Fernando García Molina Guatemalteco, 67 años, casado, dos hijos, ingeniero, economista. Tiene una licenciatura en ingeniería eléct
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos