ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Papiroflexia

Biografía del cáncer de Mukherjee
Fecha de Publicación: 02/02/2015
Tema: Otros

El emperador de todos los males. Una biografía del cáncer, de Siddhartha Mukherjee (Taurus, México, 2011) no es un libro típico de medicina, aunque quien desee aclarar muchísimas dudas sobre el cáncer, las podrá resolver. La primera que el cáncer no es una sola enfermedad, sino un abanico amplio de afecciones caracterizadas todas por la peligrosa multiplicación de células malignas. De modo que nunca podrá haber una cura contra el cáncer, sino diferentes curas para diferentes tipos de cáncer.

Pero, además, el ensayo de Siddhartha tampoco es un mero libro de historia, un relato de cómo ha evolucionado la lucha contra el cáncer, aunque buena parte del texto verse sobre esa evolución y su reflexión sobre la historia en general es brillante. La historia no puede concebirse como la sucesión de eventos significativos de los grandes hombres, en este caso, una serie de descubrimientos médicos notables, sino como la acción de miles de seres humanos anónimos tratando de mejorar sus condiciones de vida. Llama la atención la cantidad ingente de pacientes que pasan por las páginas del libro, empeñados por curarse, que lograron sobrevivir unos años, unos meses o unos días, pero cuyo afán por vivir supuso un paso, por mínimo que fuera, en la batalla contra la enfermedad.

La historia, más allá de la medicina, también funciona así. Muchas personas avanzando sin cesar hacia un mundo mejor que quizás sólo se logrará después de varias generaciones. Después de mucha frustración, derrotas, olvidos y marchas atrás que no han de impedirnos lograr nuestro objetivo.

Una biografía del cáncer, pese al tema que trata, es un libro atractivo, que se lee con facilidad. Setecientas dos páginas que se consumen demasiado rápidamente, porque el lector se queda con ganas de aprender más. Además, no es un libro sentimentalista, que apele a la lágrima fácil, pero sí es un texto que refleja la dureza de combatir el cáncer. Incluso, el absurdo de muchas épocas que estaban seguros que había productos que no podían ser cancerígenos, como el efecto nocivo de la radiación, cuando ésta se descubrió, o como el tabaco, cuyo consumo no se consideró pernicioso durante décadas. ¿En qué absurdos estaremos incurriendo hoy?

Por cierto, el cáncer ha sido una enfermedad que se conoce desde la más remota antigüedad. Sin embargo, su incidencia fue siempre moderada. Como afección que tarda, en la mayor parte de los casos, mucho tiempo en dejarse ver, en la época preindustrial otras muchas dolencias se llevaban por delante a los seres humanos antes de que el cáncer pudiera hacerlo. Curiosa paradoja, haber mejorado notablemente nuestras expectativas de vida le han dado al cáncer mayor margen para actuar.

En el combate contra la enfermedad, Mukherjee repasa la acción de cirujanos, quimioterapeutas y radioterapeutas, biólogos, genetistas y científicos en general, pero sobre todo apela a nuestra propia capacidad para prevenir el mal. Como seres humanos dotados de libertad para elegir, somos nosotros los primeros que podemos optar entre una vida sana o el riesgo de la enfermedad, una opción que es mucho más sencilla de lo que parece.

Pero, quizás, al final, lo más sorprendente de la lectura de Una biografía del cáncer es la cantidad de veces que elegimos el riesgo desde la vanidad de creernos inmortales. 

 
 
   
Powered by NeBSGT