ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Reflexión

Antagonismos deliberantes
Fecha de Publicación: 21/10/2014
Tema: Política

 

La resistencia a los abusos del poder se centra en el respeto a la ley y no caben las divergencias por razones ideológicas ni preferencias personales.

Si algo pavimenta el camino a la destrucción de las sociedades es el posicionamiento de los grupos de extremistas que han venido alimentando la violencia a lo largo de la historia.  Pero además, esa división de los ciudadanos consolida los abusos del poder al no encontrar barreras que frenen el irrespeto a la ley.
 
Solamente la unidad de una ciudadanía consciente de que la soberanía radica en el pueblo y comprometida con un Estado de Derecho puede rebelarse y exigir el respeto a los límites establecidos en el desempeño de la función pública.  Por todo ello no resulta pertinente ni verdadero generalizar calificativos que señalan a personas y/u organizaciones en un mismo empaque ya que tanto unas como las otras, difieren en su visión, su misión y sus objetivos aunque ocasionalmente haya coincidencias.
 
Es importante tener en mente que en el contexto de la ciencia política se entiende como sociedad civil “a todos aquellos individuos con el título de ciudadanos de una sociedad determinada que actúan de manera colectiva (asociados), con el objetivo de tomar decisiones en lo concerniente al ámbito público, por fuera de cualquier tipo de estructura gubernamental.* En otras palabras, cualquier organización que analiza y propone políticas o acciones dirigidas a las instituciones del Estado es parte de la sociedad civil.
 
El destape del momento, en nuestro país, nuevamente ha exacerbado una polarización incomprensible en cuanto al objetivo que se persigue, el cual debiera ser el estricto cumplimiento de los principios del Estado contenidos en la Constitución Política de la República, dirigidos a la protección de la persona en un régimen democrático y republicano. 
 
Ciertamente lo que colmó la paciencia ciudadana, fue la abierta distribución de magistraturas entre los Partidos Patriota y Líder, para favorecer a una mayoría de futuros juzgadores lo que les garantizaría quedar por encima de la ley mediante desestimación de denuncias o sentencias absolutorias que les permitiría tranquilidad a futuro. 
 
Hoy resulta que ante la evidente “sobada de cara” que ha sufrido la población en general, rebasada ya su vocación comprensiva y flexible, se ha dicho un “hasta aquí”, un hasta aquí que puntualizó la Magistrada Claudia Escobar quien tuvo la integridad de señalar puntualmente las ilegalidades que le constan. Su decisión es un aporte destacado en esta batalla legal.
 
Como ha quedado en evidencia, el objeto de los operadores (manipuladores) del poder político, es asegurar que en el ejercicio de la judicatura los magistrados electos actuarán incondicionalmente para asegurar los frutos adquiridos en su paso por el poder público.  Son maniobras tan elásticas que han aniquilado el hilo conductor establecido en el contexto de la ley en su conjunto a partir de la Constitución Política de la República lo que burla las reglas del juego y las expectativas ciudadanas.
 
 El efecto de ese juego perverso e ilegal es el abierto manotazo a la separación entre los poderes del Estado que alcanza la independencia del Sistema de justicia, con la alianza coyuntural (?) entre los partidos Patriota y LIDER, que sin consideración alguna a las calidades e idoneidad de los postulados favorecieron sus piezas incondicionales en el Congreso.   De allí que el rechazo a semejante vulneración sea más que legítimo; es impostergable. 
 
Finalmente, cuando la resistencia a los abusos del poder se centra en el respeto a la ley no caben las divergencias por razones ideológicas ni preferencias personales.
 
* http://www.definicionabc.com/social/sociedad-civil.php#ixzz3Ftd6ctcJ
 
 
   
Powered by NeBSGT