ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Desde Afuera

Salta la Liebre: El veto es urgente
Fecha de Publicación: 28/08/2014
Tema: Economía

 Estoy por escribir un artículo sobre el cuestionado Decreto 19-2014 denominado Ley para la protección de obtenciones vegetales  el cual fue aprobado el pasado 10 de junio, con el voto de 82 diputados, firmado el 24 de junio por el Presidente Pérez Molina y  publicado en el Diario de Centro América el jueves 26 del mismo mes.

Me llevo tremenda sorpresa que me hace reflexionar  de lo importante de escribir sobre esto pero algo se entromete en mi camino: El artículo 46 de dicho decreto.
Han pasado 2 meses y es  hasta ahora que salta la liebre.  La ley entrará en vigor 90 días después de su publicación o sea el 26 de septiembre con excepción de dos artículos que son el artículo 55 donde se establece este plazo de 90 días y algo insólito, el artículo 46. Ambos entraron en vigencia al día siguiente de la publicación, o sea el 27 de junio de 2014. 
Siempre empiezo leyendo las leyes de atrás para adelante sobre todo para ver quien las firma y para ver en el último artículo, en este caso el 55, cuando entra en vigor.
Es aquí donde abrí los ojos grandes que tengo llenos de incredulidad y conforme lo iba leyendo, una  vez más como guatemalteca me siento confundida y engañada.
El Articulo 46 a mi buen entender no tiene nada, pero nada que ver con esta ley.  Es una ampliación del Presupuesto de 2014 por el monto de 550 millones de quetzales de endeudamiento público externo para el Ministerio de Comunicaciones. Se supone que estos millones serán para financiar el proyecto denominado "Rehabilitación de la Ruta Existente y Ampliación a Cuatro carriles de la Ruta CA-2 Oriente".     
No tengo elementos de análisis, ni la información adecuada para entrar a discutir las ventajas y desventajas de ese proyecto. En término generales, todos sabemos que mejorar la infraestructura de Guatemala es urgente. Si en este momento esa es una prioridad, eso es algo que no sé y que no me atrevería a comentar.
Lo que sin embargo, no puedo dejar de señalar es el procedimiento. La total falta de congruencia de este artículo con todos los demás, es capaz de mover al más confiado de los mortales, hacia la mayor suspicacia. Algo que debiera tener una explicación y que hará aún más difícil  que el Presidente  Pérez Molina vete esta Ley.
Ante algo tan falto de trasparencia cabe preguntarse quién es el beneficiario de esta medida y es nada más ni nada menos que el Ministerio de Comunicaciones  quien es dirigido por el aspirante a la Presidencia en el próximo periodo.  ¿Otro engaño más? ¿Tendremos al final una carretera de cuatro  carriles? 
Me imagino que todas las manifestaciones, estudios y todo lo que uno pueda escribir para hacer entender al Presidente, en primer lugar y al pueblo de Guatemala después, sobre esta Ley y el daño que puede ocasionarnos  será un puro ejercicio académico.  
Por el momento, y adelantándome a mi próximo artículo sobre el verdadero fondo de la "Ley para la protección de obtenciones vegetales"  solo puedo decir que es contradictorio que en nuestro país estemos aprobando leyes que vayan en contra de nuestra identidad, nuestra cultura y  en el largo plazo en contra de nuestro interés económico y de nuestra estabilidad social.
Este relajito que nos traemos y donde las autoridades se están columpiando para sacar su préstamo electorero tiene un nombre y se llama CAFTA.  En su momento hubo  bastante resistencia  para no aceptarlo y sin embargo lo aceptamos.  Nuestro derecho de conservar  espacios de política quedó prácticamente  eliminado. Este derecho de conservar nuestras semillas es algo que entregamos al firmar CAFTA. Uno de muchos y sobre todo uno donde en un país eminentemente agrícola no debiera darse ese lujo porque afecta sobre todo a una importante parte de la población que son los pequeños agricultores. 
Guatemala es de todos los guatemaltecos y no de  un grupo o grupos aislados. En este caso específico  de una o varias trasnacionales que deben estarse frotando las manos por el gran negocio que han conseguido, luego de la larga espera para conseguir la aprobación de este Decreto aprovechándose de una viveza del Gobierno de turno.
La liebre de Monsanto & Cía. puede estar tranquila si nosotros como guatemaltecos no hacemos lo que nos corresponde. Nos queda exactamente un mes... ¡el veto es urgente! 
 
 
   
Powered by NeBSGT