ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Comentarios

Marta Altolaguirre comenta "Notables contra sinvergüenzas"
Fecha de Publicación: 21/08/2014
Tema: Política

Creo que los cargos visibles sí han sido ocupados progresivamente por gente inescrupulosa que busca enriquecimiento personal.  No sucede lo mismo en los mandos medios en los que se mantenía en los cargos a la gente más eficiente y comprometida en su trabajo.  Sin embargo, en esos niveles no se publicitan los programas y políticas exitosas a las que solo en pequeña parte se les da continuidad cuando hay cambio de gobierno.  Las fallas se dan por la insistencia del partido que accede a la presidencia de priorizar los nombramientos políticos.

 

El deterioro moral y ético ha sido progresivo, pero ese deterioro también ha impactado a toda la población lo que generaliza la decadencia del sistema con graves consecuencias para el país. 

 

Por supuesto el Ejecutivo y Legislativo están dominados por el incumplimiento de los principios y obligaciones implícitas al servicio público responsable. 

 

En el Organismo Judicial y demás órganos del sistema de justicia se encuentran personas honorables que libran batallas a pesar de las grandes desventajas que enfrentan por la falta de recursos y la inoperancia de una carrera judicial basada exclusivamente en méritos.

 

En éstos momentos, si los integrantes decentes de las Comisiones de Postulación no logran neutralizar a los comisionados perversos y a los "operadores" de intereses particulares, veremos caer toda esperanza de rescate del sistema legal. Sin un sistema de justicia eficiente, nunca podremos tener un Estado que responda a su deber de garantizar los derechos y libertades de todos los ciudadanos con el compromiso, la verticalidad y el criterio idóneo para alcanzar los objetivos de corto, mediano y largo plazo.

 

En este gobierno, el Ejecutivo rápidamente se definió hacia una visión populista, politiquera y personalizada. De allí la renuncia de varias personas decentes que llegaron con los mejores propósitos pero que fueron impedidos de implementar sus planes y objetivos. 

 

Sin embargo no hay que olvidar el desempeño de instancias ajenas al momento actual. Recordemos, por ejemplo, el frustrado intento de la señora Torres de burlar la ley y burlarse de la población. Un acierto por parte de la Corte de Constitucionalidad, fue confirmar la prohibición de postularse para la Presidencia.  Ese y otros fallos han mostrado, como ningún otro ente del sector público, la determinación de la CC de hacer bien lo que le corresponde.

 

Ante la penetración de grupos sinvergüenzas en todos los organismos del Estado, seguramente todo lo malo que podamos esperar sucederá, e incluso puede ser peor que lo ahora imaginado.  Dominaran los sinvergüenzas y los apoyarán otros ciudadanos que también se han pervertido, así como aquellos con una formación moral débil, que terminarán uniéndose a las fuerzas más oscuras de la nación.

 

La ciudadanía honesta de nuestro país tiene pocas posibilidades de triunfar. El punto de partida de tan terrible presagio es que las personas decentes, que gozan de algún bienestar económico, (profesionales, empresarios, etcétera), que tienen escrúpulos y que no han adquirido dinero fácil, deben enfrentar a una creciente camarilla de sinvergüenzas incrustados a lo largo y ancho del Estado. 

 

Con ese lastre, a las empresas les resultará cada vez más difícil competir en un país en el cual la mayoría de funcionarios podría tener precio.  Además, a la mayoría votante le atraen los beneficios inmediatos aunque en el mediano plazo se encuentren en peores condiciones. 

 

Predomina el interés por la oferta que llega dentro de las promesas de campaña, aunque dicha oferta sea falsa.

 

Todo indica que el futuro será aún peor que el presente.  Rescatar los órganos de justicia es esencial.  Recuerden como ejemplo, la integridad de los miembros de la destituida Corte Suprema de Justicia en la época de Jacobo Árbenz; me refiero a los abogados Arturo Herbruger Asturias y José Vicente Rodríguez. Recuerden cuando Serrano violó abiertamente la Constitución destituyendo también a los integrantes Corte Suprema de Justicia y al Procurador de Derechos Humanos.

 

O el desconocimiento de la  Corte de Constitucionalidad en la misma fecha la que sin embargo todavía pudo resolver la ilegalidad de lo actuado por el gobernante. Recuerden el TSE que se negó a convocar a la consulta popular que requería Serrano.   Posteriormente también ha rehusado inscribir a quienes tenían prohibición de postularse, excepto el caso del General Ríos Montt quien fuera inscrito en violación del artículo 186 de la Constitución.

 

Si entre los postulantes hubiera émulos de Arturo Herbruger Asturias, José Vicente Rodríguez, Edmundo Vásquez Martínez o de Epaminondas González Dubón, serían ellos quienes tendrían que ser seleccionados. Son esas personas con honorabilidad a toda prueba y capacidad evidenciada donde puede residir el rescate del Sistema de Justicia de nuestro país.

 

En el Organismo Judicial, se han dado perversidades cuando ha dominado la escoria, pero también se ha salvado la justicia cuando ha habido uno o más magistrados honorables y determinados que han logrado la mayoría requerida para resolver conforme a derecho.  Si los sinvergüenzas se quedan con mayorías aplastantes no quedara instancia que tenga la fuerza para todavía remar contra una corriente en la que todo se maneje por medio de sobornos y pagos ilícitos.

 
 
   
Powered by NeBSGT