ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Teorema

Los comentarios
Fecha de Publicación: 13/06/2014
Tema: Justicia

 El miércoles 11 anterior, la distinguida señora Verónica Spross de Rivera publicó un artículo en el diario Siglo 21, con el título Remolino suizo: el caso Sperisen http://m.s21.com.gt/bajo-lupa/2014/06/11/remolino-suizo-caso-sperisen. Siete personas comentaron su artículo, solo una de ellas favorablemente. Cinco de los otros seis comentarios, se dedicaron a ofenderla sin aportar nada. La séptima, acaso por abarcar ocho puntos algunos de los cuales podrían ser comunes a otras personas en nuestro país, merecen alguna aclaración. En las líneas siguientes trato de ampliar sobre esas inquietudes.

1.  "A los guatemaltecos nos preocupa que un tribunal suizo interprete y juzgue la realidad que vivimos" ¿a qué guatemaltecos se referirá esta señora?

Creo que a todos los guatemaltecos y demás ciudadanos del mundo que tenemos un afán por la justicia, nos debiera importar que los procesos sean justos. Reaccionamos contra este, donde un connacional es juzgado en otro país con reglas distintas para la defensa que para la fiscalía. Reaccionamos así, entre otras razones porque el juicio se lleva a cabo en uno delos países mejor reputados en materia de justicia. Suiza, cuyos tribunales de justicia son un baluarte en el mundo, ha llegado a un veredicto que a muchos nos parece injusto.

2.  "Acá es urgente que nuestro sistema de justicia funcione con mayor efectividad," exactamente por eso se desistió de juzgarlo aca si no el tipo en primera instancia hubiera salido libre.

El comentarista dice que al señor Sperisen se desistió de juzgarlo en Guatemala, sugiriendo que fue una decisión judicial de nuestro país. En realidad fue él quien se marchó a vivir en Suiza ante el asedio, con fondo principalmente ideológico que sufría aquí, por parte de la CICIG. Supongo que convencido de su inocencia buscaba amparo en la justicia suiza. Es evidente que se equivocó.

3.  "Las pruebas falsas no faltaron (en Suiza)" es una acusación grave contra el ordenamiento jurídico suizo

Tiene mucha razón en cuanto a que es una acusación grave afirmar, que el ordenamiento jurídico suizo aceptó (acaso bajo engaño) pruebas falsas. Pero se trata de una verdad ya demostrada. La revista suiza L´íllustre publicó una entrevista (también hizo un vídeo) (https://www.youtube.com/watch?v=XUjsCgOVI6o&app=desktop) por Arnaud Bedat a la señora María del Socorro Vásquez Boche, querellante adhesivo en el caso contra Sperisen.

En la publicación se afirma que la señora Vásquez declaró al periodista suizo: “Se me hizo firmar papeles prometiéndome dinero, pero yo no sabía,  ni siquiera, lo que  me hicieron  firmar”. Esta señora, que vive en Izabal, es la madre de uno de los reos fallecido e inculpaba, bajo instrucciones de la CICIG, a Sperisen por la pérdida de su hijo. 

4.  "testigos con una moral cuestionable" Esta señora cree que el crimen fue en el Irtra y por eso hay que llamar testigos que no sean reos.

Como ironía fina, decir que los testigos tenían que ser tomados de entre los reos entonces recluidos en Pavón podría ser un buen comentario. Pero hay que hacer notar que en el operativo de la toma de Pavón participaron más de 3,000 personas http://transdoc.com.gt/articulos/Actualidad/Video-de-la-toma-de-Pavon/33462 Quienes allí estuvieron fueron no solo actores sino también testigos de lo ocurrido. Cualquiera de ellos ofrece credenciales de credibilidad superiores a las de los testigos de la CICIG, quienes purgaban condenas por doble asesinato. Al menos uno de ellos, que ahora vive en Canadá en condiciones que una amplia mayoría de connacionales quisiera para sí, tenía poderosas razones para ofrecer una declaración falsa.

5.  "Desde acá quisiéramos lanzar muchos cuestionamientos al señor Yves Bertossa, Procurador General de Ginebra," y porque no mejor le envía una demanda judicial es lo menos que puede hacer por su amigo condenado ¿no?

No sé si sea válido dejar de cuestionar la actitud del fiscal Bertossa. Sus alegatos e incriminaciones generan muchas dudas y es evidente que utilizó argumentos desentendidos de procurar que la justicia imperara. En cambio lo que buscó era ganar el juicio sin prestar demasiada atención a los medios que empleaba. Por otra parte, ha trascendido que dicha persona guarda una relación muy cercana con uno de los directores de TRIAL. Esta es una agencia no gubernamental de derechos humanos que ha puesto un empeño y recursos en la condena de Sperisen http://www.trial-ch.org/guatemala-esp/proceso.html Ellos presentan la denuncia penal en Suiza contra Erwin Sperisen que concluye con su arresto en agosto de 2012.

6.  "¿Saben que acá es común ser asaltado(...)" seguramente lo saben y por eso no visitan el país pero el caso es de reos condenados dentro del penal por funcionarios públicos limítese a comentar eso

El Estado guatemalteco debiera garantizar la vida y la seguridad de todas aquellas personas que habiendo sido sometidas a juicio y encontradas culpables purgan condena en cualquiera de las cárceles del país. Esa es una verdad indiscutible. Pero no solo eso. Habría que agregar que los presos no deberían seguir involucrados en asaltos y secuestros desde la prisión. No debieran fabricar drogas químicas en los precintos carcelarios, ni coordinar su distribución. Debería ser imposible que les llevaran allí carros robados, para que los transformaran y luego venderlos en otros países. Debieran tener condiciones de vida igualitarias entre reclusos, pero no sucede así. El consumo de drogas y licores debiera ser imposible en la prisión. Debieran carecer de celulares para comunicarse con el mundo exterior y así, desde allí, participar activamente en la criminalidad nacional. Salir a cenar a restaurantes de lujo debiera ser imposible para los reos. Las llaves del penal no las debieran tener ellos sino las autoridades. La seguridad interna debería impedir los asesinatos dentro de las cárceles. Los presos no debieran jugar fútbol con la cabeza de los reclusos asesinados como lo hicieron con la del capitán Villanueva… Pero todo eso sucede. Y el propósito de cambiar esas circunstancias terribles fue precisamente lo que condujo a  la toma de Pavón.

7.  "sin tomar en cuenta que tenemos contextos muy distintos y realidades muy lejanas. "quiere decir que por ese motivo si hay justificación de cometer el delito de ejecuciones extrajudiciales?. Eso es un llamado a promover ese delito tipificado en la ley.

Puedo dar fe, con el mayor convencimiento, sin la menor duda, que la señora Spross jamás querría hacer la apología de ese delito ni la de ningún otro. Al reconocer la distancia en desarrollo, riqueza, educación, entre los suizos y nosotros, se habla de la dificultad para que los tribunales suizo que nos desconocen puedan juzgar con apego a loa justicia. Para un suizo, por ejemplo creer en la palabra de una sin atender a sus antecedentes, su reputación o lo que pudiera obtener a cambio de mentir es relativamente sencillo. Para nosotros no, aquí sabemos que la gente miente como una forma de conducta. Posiblemente sean las diferencias entre ambos países, las que conducen a tal diferencia de moralidad pública. Habrá que realzar:

El PIB per cápita de los guatemaltecos es de US$ 5149 esto es, solo 8.2% del suizo. En otros términos, los habitantes de Suiza tienen un ingreso 12.5 veces más alto que el nuestro. Con ese ingreso pueden adquirir, no solo más bienes de consumo o entretenimiento sino una mejor educación y la capacidad de adquirir y mantener una mejor infraestructura física y social como efectivamente lo han hecho. Por eso, entre otras razones es que en el índice desarrollo humano de la Naciones Unidas 2013, Suiza ocupa la novena posición y Guatemala el lugar 133; en el índice de paz global 2012, que mide el nivel de paz en los países, Suiza ocupa el décimo lugar y Guatemala el 124; la tasa de homicidios intencionales por año por 100 000 habitantes es de 0.7 en Suiza y de 38.5 en Guatemala; en ese indicador, ellos ocupan la posición 13 y nosotros la 200. 

8.  "La importancia de poder castigar a quien viola la ley es importante" eso era lo que hacían esos delincuentes en pavón CUMPLIAN SENTENCIA por haber violado la ley ¿que no le queda claro?

Las autoridades guatemaltecas en 2006 decidieron cumplir con su deber constitucional. Ningún gobierno antes, ni después, por más manos de piedra que dijeran tener tuvo tal atrevimiento. En Pavón había reclusos fuertemente armados y con mucho que perder si se llevaba a cabo el operativo. Según el señor Carlos Bendfeldt, quien entonces cumplía condena en el penal por doble asesinato y ahora es testigo protegido de la CICIG, los jefes del penal (reos como él) supieron del operativo 15 días antes de cuando sucedió. Ellos no fueron tomados por sorpresa. El vídeo de la toma de Pavón, ya referido, se refiere al fuego cruzado entre autoridades y reclusos. Ese vídeo fue una de las pruebas presentadas en Austria por la defensa del señor Figueroa y aceptadas por el tribunal que lo juzgó y absolvió a él.

SOBRE EL AUTOR
J, Fernando García Molina
      José Fernando García Molina Guatemalteco, 67 años, casado, dos hijos, ingeniero, economista. Tiene una licenciatura en ingeniería eléct
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos