ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Desde Afuera

Los genéricos
Fecha de Publicación: 13/05/2014
Tema: Otros

 Publico parte de la correspondencia con Roberto Aldana Sosa, uno de los lectores de mis artículos anteriores "La película completa" y “Agua de Berenjena con limón”, una carta suya y la respuesta que le dí, porque tanto él como yo creemos que  puede haber muchas otras personas en una situación semejante a la suya, con la misma inquietud.  El texto explica lo demás. Agradezco al Señor Aldana  haberme permitido publicar en su totalidad nuestro intercambio y utilizando su nombre.

 
 
Estimada Isabel:
Le deseo una tarde noche productiva.
 
Soy un hombre de la tercera edad, no tengo seguro médico ni estoy afiliado a IGSS. Padezco de varias dolencias. Mi gasto en medicinas es tan alto, que ya no tengo cómo pagarlo.
 
Me interesó su artículo, sólo quiero estar seguro de que los medicamentos genéricos son tan buenos como los de marca. Dicho en otras palabras, ¿Podría, además de las definiciones que adjuntó, documentar su valioso artículo a efecto de que un servidor suyo pueda estar seguro de su afirmación?
Quedo de usted, sinceramente agradecido.
Roberto Aldana Sosa
 
Esta fue mi respuesta:
Gracias por sus comentarios a mi artículo sobre medicamentos. Trataré de responder la pregunta que me hace de la mejor manera, con toda la honestidad intelectual que amerita su pregunta y que me caracteriza.
 
Personalmente soy una verdadera creyente en el uso de medicamentos genéricos. Mi experiencia con ellos ha sido siempre exitosa. Yo confío en ellos ¿Qué por qué confío en ellos? Básicamente, porque la industria que los fabrica es una que no se puede dar el lujo de estar engañando a la gente. Tienen demasiado que perder. He trabajado varios años en el área de acceso a medicamentos en los países en desarrollo y eso me ha dejado con lecturas y conocimientos específicos sobre lo que se ha investigado al respecto.
 
Cuando una persona o un laboratorio descubren un nuevo medicamento, lo registra y obtiene una patente. Esta tiene vigencia durante 20 años. Durante ese período el titular de la patente tiene exclusividad para producirla y comercializarla. Una vez concluidos esos veinte años el titular de los derechos pierde esa exclusividad. Normalmente la sigue produciendo bajo su marca original pero ya no de manera exclusiva. A partir de entonces, cualquier laboratorio puede producirla y comercializarla libremente.  Los medicamentos genéricos se producen a partir de una patente caducada.
 
Con un período de 20 años se estima que la gente o el laboratorio que inventó el medicamento pueden recuperar su inversión y tener ganancias. Esto está siendo altamente cuestionado y se empieza a tener estudios de profesores americanos  que estiman que 10 años sería suficiente.
 
Personalmente creo que los medicamentos no pueden ser tratados como cualquier otro bien. Está el ser humano de por medio y de manera directa. En Estados Unidos durante 2012, según CNN, 50 millones de americanos no pudieron hacer frente a la receta médica debido a que no tenían como pagar el medicamento.
Por otro lado, si se da cuenta, no se lee en la prensa y otros medios que haya habido muertes por el uso de medicamentos genéricos. De lo contrario, rápidamente la misma competencia se encargaría de sacar tremendos titulares en los medios de comunicación.
 
Existen los medicamentos falsificados pero eso si es otra historia. NO TIENE NADA QUE VER CON LOS MEDICAMENTOS GENÉRICOS. Muchas veces los medios y la mala información quieren desvirtuar el uso de medicamentos genéricos que claramente son competencia para las medicinas de marca.
 
Uno de los mayores productores de genéricos en el mundo es India. Al revisar sus cifras de exportaciones en la partida arancelaria de medicamentos más importante (la 3004), se encuentra que exportó en 2012 alrededor de US$8.4 millardos de los cuales US$4.3 millardos (51%) los vendió a Estados Unidos con un crecimiento en los últimos años de 25-30%.
 
Para Estados Unidos la India representa, en este rubro, 9.1% de su mercado total de importaciones. Para ponerlo en el contexto nacional, el mercado de India en Guatemala es aún pequeño con US$ 23.5 millones en 2013, pero creciendo también a ritmo de 25% de 2011 a 2013 y representando el 5% del total de sus importaciones de medicamentos de la partida en mención.
 
Uno simplemente no podría creer que Estados Unidos y su poderosa FDA permitirían la entrada de estos medicamentos si ello pusiera en juego la salud de sus habitantes. Incluso, nuestra Guatemala que tiene tantísimos problemas, no creo que consentiría tal ingreso. Además entiendo que Guatemala cuenta con alguna industria que produce genéricos de manera responsable.
 
Debo decirle también que algunas empresas farmacéuticas que producen los medicamentos de marcas también tienen al lado una empresa donde fabrican genéricos. Por ejemplo, Novartis (Suiza) es dueña de Sandoz quien produce y es también líder en la producción de medicamentos genéricos (http://www.sandoz.com/)
Según Wikipedia: "En 1996 Ciba-Geigy se fusionó con Sandoz, con las divisiones farmacéuticas y agroquímicas formando Novartis. La marca Sandoz desapareció durante 3 años, pero fue revivida en 2003, cuando Novartis consolidó sus empresas genéricas de medicamentos en una sola filial y la llamó Sandoz".
 
Canadá tiene una industria altamente desarrollada en el ámbito de genéricos; tanto que muchos pacientes americanos mandan a pedir sus recetas vía internet, obteniendo ahorros significativos. En Estados Unidos hay mucha oposición por parte de los grandes laboratorios quienes tratan de influir a los congresistas para que emitan una ley prohibiendo ese comercio. Creo y espero que no logren ese objetivo.
 
Como ve, la respuesta a su pregunta es compleja, pero es mi opinión que se debe tener CONFIANZA. Vivo en Francia y el doctor siempre adonde acudimos con mi familia, tiene la obligación de recetarme la medicina genérica. Solo en caso no haya porque la patente aún no ha vencido, está autorizado a prescribir medicina de marca.
 
Incluso uno mismo, por ejemplo, cuando entra a la farmacia para comprar Paracetamol (genérico) ya ni siquiera pide el Dafalgan (producto de marca), por ejemplo. Es cierto que la persona que lo atiende a uno es un farmacéutico y los empleados también tienen algún grado de preparación especial en materia farmacéutica para atender el público, lo que no siempre sucede en Guatemala.
 
Según recuerdo, antes en Guatemala toda farmacia debía tener un regente que fuera farmacéutico graduado. No sé si eso ha cambiado haciendo que usted y muchas otras personas guarden alguna suspicacia de los genéricos.  Le recomiendo comentar abiertamente con su médico el tema de los genéricos. Mejor aún sostener esa conversación con otros médicos amigos suyos, gente de su mayor confianza.
 
Sé por lo que usted escribe al principio de su mensaje que su salud ha estado delicada. Mis votos son para que encuentre una solución que lo tranquilice. Posiblemente no todos los medicamentos que usted necesite tengan ya disponible un genérico pero vale la pena que lo investigue. Si los encuentra, me permitiría sugerirle que les dé una oportunidad.
 
Sucede que muchas personas cuya renta proviene, en gran medida de ahorros, jubilaciones y otros ingresos que se mantienen fijos en el tiempo en algún momento se sienten indefensos ante aumentos en los costos. El aumento de precios de los medicamentos, convertidos en productos esenciales para sobrevivir, puede  adquirir dimensiones insospechadas de angustia y desesperanza. Los genéricos pueden ser una magnífica opción para esas personas.

 

Quedo a sus órdenes para cualquier otra pregunta o inquietud. Muchas gracias por haberse tomado la molestia de leer mi pequeña contribución sobre este tema.
 
 
   
Powered by NeBSGT