ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Desde Afuera

Agua de berenjena con limón
Fecha de Publicación: 21/04/2014
Tema: Economía

 
¿Sabía usted que el agua de berenjena con limón baja el colesterol?

He de ser sincera, yo no tenía la más mínima idea. Aún no lo puedo creer y sería bueno que probara ese remedio que recomiendan las abuelitas. Hasta hoy había oído de medicamentos como Crestor, R2 y Liptor distribuidos por la industria farmacéutica. Crestor por Astra Zéneca (anglo sueca); R2 por Laboratorios Abbot (americana); y el Liptor por Pfizer (americana). Los componentes genéricos para este tipo de medicamento se conocen como Rosuvastatin Calcium y Atorvastatin ya comercializados por la industria de genéricos.
En el caso del Rouvastatin al no existir extensión de patente en Canadá, la molécula protegida expiró en 2012. Para Estados Unidos, la patente fue extendida hasta 2016 y para los mercados de Alemania y el Reino Unido hasta junio de 2017. Para el caso de Atorvastatin la patente venció en noviembre de 2011.
La venta de medicamentos genéricos representa un verdadero alivio para los bolsillos de cualquier paciente que necesite de uno. La diferencia de precios es abismal debido a las rentas excesivas creadas por los dueños de las patentes y sobre todo por el cabildeo que hacen estos para que esta renta siga, si pudieran, "ad eternum". El que quiera que lo pague, pero que no sea a través de buscar leyes que fomenten prácticas monopólicas, restando y eliminando la sana competencia.
 Para muestra un botón (en el cuadro que sigue se tomó 1US$ igual a Q7.72):
Crestor vs su genérico Rosuvastatin Calcium
 (Precio: Quetzales por tableta)
Crestor 40 mg (Astra Zéneca)
EEUU
Canadá
Guatemala
Farmacia
PharmacyChecker.com
Farmacia
Q 58.36 / Tableta
Q 11.97 /Tableta
Q 27.43 / Tableta
(Presentación de 90 tabletas) 
(Presentación de 90 tabletas) 
(Presentación de 28 tabletas) 
Rosuvastatin Calcium  40 mg (genérico)
 
Canadá
Guatemala
 
PharmacyChecker.com
Farmacia
 
Q 6.02 / Tableta
Q 4.50 / Tableta
 
(Presentación de 90 tabletas) 
(Presentación de 10 tabletas) 
En los países donde la venta del medicamento genérico es permitida, la ventaja económica es notable. En Francia (66 millones de habitantes), por ejemplo, el uso de genéricos ha hecho ahorrar al sistema de salud, desde el año 2000, alrededor de 15 millardos de euros, equivalente a unos 21 millardos de dólares o 160 millardos de quetzales. Cabe preguntarse cuánto podría ahorrar Guatemala si usara más genéricos y así poder destinar ese ahorro para mejorar su sistema de salud pública.
Es por ello que hoy día traigo esto a la superficie porque en estos momentos India, uno de los mayores productores de genéricos del mundo, está luchando una batalla campal que podría afectarnos a todos los que confiamos en sus medicamentos. Particularmente, a aquellos para quienes esta es la única opción para curarse.
India goza de lo que en comercio internacional se llama un Sistema de Preferencias Generalizadas otorgado por Estados Unidos. Es una concesión unilateral. Estados Unidos sigue otorgándola a aquellos países a quienes no les ha podido vender la idea de firmar un Tratado de Libre Comercio. Para India significa US$5 millardos en exportaciones bajo este tipo de preferencias. Poniéndolo en contexto, representa 1.7% de sus exportaciones. Diríamos muy poco pero al mismo tiempo mucho dado el tamaño y condiciones del país y de la población afectada.
Estas preferencias vencen cada cierto tiempo y hay que renovarlas. India está ante esa situación. Desde finales de julio del año pasado se le vencieron las preferencias y desde entonces está negociando su renovación. Mientras tanto, existe también una revisión del "comportamiento" comercial de cada país que comercia con Estados Unidos bajo la Ley Especial 301. Esta revisión es cada año y se espera que los resultados salgan a finales de mes.
Se oye en los corredores que India saldrá muy mal parada debido a su "mal comportamiento" en cuanto a su aplicación de legislación en materia de propiedad intelectual. Para Estados Unidos el Marco Legal que rige en India en lo relativo a los Derechos sobre Propiedad Intelectual es débil al igual que su sistema de aplicación.
La razón fundamental para estos múltiples ataques y el aumento de presión en contra de la India por la administración de Estados Unidos, es el rechazo de la patente para Glivec y por la concesión de la primera licencia obligatoria para el anticancerígeno Nexavar en la India.
En particular, la US Chamber of Commerce’s Global Intellectual Property Center (GIPC), la Pharmaceutical Research and Manufacturers of America (PhRMA), la Biotechnology Industry Organization (BIO) y la Intellectual Property Owners Association (IPO) han presentado propuestas a la United States International Trade Comission (USITC) para tratar que la India dé marcha atrás. Estas organizaciones de cabildeo político alegan que el buen ambiente alrededor de la propiedad intelectual en India ha disminuido y que las políticas de la India están dañando las empresas estadounidenses. Sus presentaciones están basadas en su percepción del régimen de derechos de propiedad intelectual de la India. Hacen caso omiso de los derechos que India y cualquier Miembro de la Organización Mundial de Comercio -OMC-  tiene para atender  casos de urgencia en materia de salud pública.
Es claro que la industria farmacéutica tradicional está siendo afectada porque las medicinas genéricas tienen un precio más bajo. Presionando a India, la industria farmacéutica de Estados Unidos, a través de su gobierno, presiona al mundo. Primero porque si India rechaza la presión (chantaje por esos 5 millardos de exportaciones bajo el SGP) pone en peligro sus exportaciones bajo esta preferencia unilateral. Segundo, porque si acepta la presión pone en peligro la  industria de medicamentos genéricos internacional ya que sienta un precedente para todos aquellos países que, como Guatemala,  ya cuentan con una capacidad productiva instalada. Si Estados Unidos logra doblar el brazo al país que tiene uno de los sectores de medicamentos más grande del mundo ¿qué no podrá hacer con los demás?
Al revisar las cifras de exportaciones de India en la partida arancelaria de medicamentos más importante (la 3004), se encuentra que exportó en 2012 alrededor de US$8.4 millardos de los cuales US$4.3 millardos (51%) los vendió a Estados Unidos con un crecimiento en los últimos años de 25-30%. Para Estados Unidos la India representa en este rubro 9.1% de su mercado total de importaciones. Para ponerlo en el contexto nacional, el mercado de India en Guatemala es aún pequeño con 23.5 millones de dólares americanos en 2013, pero creciendo también a ritmo de 25% de 2011 a 2013 y representando el 5% del total de sus importaciones de medicamentos de la partida en mención.
En el reporte de 2013 Ucrania se encontraba en la lista de los países con peor comportamiento (Priority Foreing List), una donde Estados Unidos está facultado para aplicar sanciones. Por su parte, India se encontraba en una lista de países con menos mal comportamiento (Priority Watch List). Se asume que India pasará a partir de abril 2014 a la categoría donde Ucrania se encontraba solita. Pero, ¡"surprise"! con todos los acontecimientos en Ucrania, Estados Unidos anunció recientemente que no le aplicará sanciones por encontrarse en la situación política que todos conocemos y que sabemos cómo se llegó a ella ¿Doble moral, una vez más? Dejo al lector que saque sus propias conclusiones.
Estados Unidos propone negociar bilateralmente, después de que finalicen las elecciones parlamentarias en India, a mediados de mayo. India propone que el tema se discuta, en el foro multilateral de la OMC.  En un foro bilateral el país menos fuerte lleva las de perder al dar más por menos.  Dentro de la OMC, ese escenario resulta favorable a India ya que no ha violado las reglas y está usando las flexibilidades que ellas le otorgan.  Estados Unidos lo sabe y por ello prefiere  la acción bilateral. 
Las preferencias arancelarias atrasan a cualquiera y crean espejismos porque en condiciones normales no se puede ser competitivo. Sacrificar de cierta manera un sector competitivo y además de gran importancia social, como es el de los medicamentos genéricos, por estas preferencias no pareciera tener lógica. Esperemos que India tome la decisión que corresponde y con ello dé una gran lección de soberanía, un ejemplo que el mundo necesita.
Para mientras esto ocurre, probaré el Agua de Berenjena con Limón, que me cuesta, en el país donde vivo, tan sólo Q6.29/día. Y mejor si lo hago calladito, no vaya a ser que las abuelitas me regañen por poner en riesgo su remedio casero y al ser patentado nos empiece a costar más caro.
 
 
   
Powered by NeBSGT