ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Desde Afuera

Medicamentos que empobrecen
Fecha de Publicación: 28/10/2013
Tema: Economía

¿Sabía usted que, según la Organización Mundial de la Salud –OMS–, sólo existen alrededor de 325 componentes activos para la fabricación de medicamentos? El 85% de productos farmacéuticos son copias de otros. Desde los años 80 solo 2.3% de medicamentos han representado avances en la ciencia médica. Aún más sorprendente es que con estos 325 componentes hemos llegado a tener en el mercado mundial alrededor de 50,000 medicamentos.

Otro dato interesante es el costo anual de exámenes y tratamientos superfluos que, según una estimación del Instituto Universitario de Dartmouth en New Hampshire, Estados Unidos, se eleva a US$ 224 millardos. Otros estudios estiman que 28% de estos exámenes son inútiles.

El sobre diagnóstico con base en la tasa de colesterol en la sangre, según la British Medical Journal es de 80%. En el cáncer de próstata, la tasa de sobre diagnóstico es de 30 a 60%; de 25 a 30% para el cáncer de seno; de 30% para el asma; 25% para cáncer de pulmón y 10% para cáncer de riñón. En Suiza los gastos en salud toman cerca de 11% de su PIB –US$ 72 millardos. Esta cifra es muy próxima al valor total del PIB de Guatemala (US$ 77 millardos para 2011).

¿Por qué pasa esto? Se podría decir que las empresas farmacéuticas definitivamente tienen que colocar su producto como cualquier otro bien comercializable. Usan las mismas técnicas de mercadeo disponibles y así van penetrando mercados. Se dice por estas tierras que por ejemplo Novartis, la gran empresa farmacéutica suiza, tiene ventas de US$ 28 millardos anuales y gasta 28% de éstas en marketing o sea US$ 8 millardos, casi 29% del valor de sus ventas.

En casi todos los países europeos, el paciente tiene que pasar muchas veces por un médico generalista que lo atiende 15 minutos y termina prescribiéndole una lista larga de medicamentos. El paciente sale directo a la farmacia a comprar. Ese es el eficiente modelo de salud que se sigue.

Pareciera que las farmacéuticas junto con los médicos empujan hacia un consumo de medicamentos más allá de lo necesario ¿Cuántos medicamentos nos sobran al finalizar un tratamiento? Cuántas marcas de jarabe de tos tiene usted en su botiquín, por ejemplo, ¿una diferente por cada vez que su niño se enferma?

Conviene analizar, por un momento, el precio de un producto. El Omeprazol es el medicamento recetado para el tratamiento de la úlcera péptica y el reflujo gastroesofágico entre otros. En Guatemala existen varios productos el de marca y el genérico fabricado en India.

País

Laboratorio / Nombre

Presentación

Precio/caja en quetzales

Precio por Unidad

Colombia

Farmandina

Caja de 16 cápsulas de 20mg

195

12.19

España

Normon

Caja de 14 cápsulas de 20mg

187

13.36

Guatemala

Lancasco

Caja de 14 cápsulas de 20mg

219.60

15.69

Panamá

Inibitron

Caja de 28 cápsulas de 20mg

212.75

7.60

ND

Ulcidex

Caja de 14 cápsulas de 20mg

285.74

20.41

India

Omeprazol

Blíster de 10 cápsulas de 20mg

8.00

0.80

En Suiza, Francia y España las diferencias son también impresionantes. En Suiza una caja de 28 tabletas cuesta alrededor de Q 560 o sea a Q 20 cada cápsula, en Francia la misma caja vale Q 100 o sea Q 3.57 por cápsula y en España Q 40 o sea Q 1.43 por cápsula.

¿Cómo es posible que en un país con los ingresos de Guatemala el medicamento, con excepción del genérico producido en la India, sea más caro que en Francia y España?

Aquí no termina la historia porque va más allá del marketing. La industria farmacéutica una de las más poderosas del mundo tiene a su alcance la protección de sus patentes a través de leyes de propiedad intelectual que hacen de la salud el verdadero negocio que es hoy en día. Es un sector altamente rentable debido a los privilegios que han conseguido, a fuerza me parece, de muchas horas de cabildeo y recursos invertidos en ello.

Si uno lee, por ejemplo, lo negociado en los Acuerdos de Libre Comercio como el CAFTA se dará cuenta que el gran negocio para USA no ha sido bajar aranceles a los productos, el verdadero negocio para los americanos ha sido lo negociado en los capítulos de propiedad intelectual y de inversión.

Este modelo de cláusulas se inició con la gama de tratados de "nueva generación" que Washington trata de impulsar. Ahora con el famoso Acuerdo Trans Pacific Partership –TPP– la parte más difícil sin duda alguna es la de propiedad intelectual ¿Por qué?

Porque en estos tratados se trata de ir más allá que lo negociado en el acuerdo de la OMC sobre Propiedad Intelectual –ADPIC– en ambos casos, lejos de liberalizar el comercio de medicamentos, se proporciona protección adicional a la industria farmacéutica.

En el caso de los nuevos acuerdos de "Libre Comercio" se está logrando, entre otros:

Ampliar el alcance de las patentes farmacéuticas para incluir nuevas indicaciones, nuevas formulaciones y otros cambios de menor importancia;

Limitar los motivos para la emisión de licencias obligatorias sólo a casos de emergencia, de uso público no comercial;

Prohibir el comercio paralelo de medicamentos con patente que se venden más barato en otra parte;

 Extender los monopolios de patentes y;

Mejorar la protección a los datos de los ensayos clínicos, proporcionando por lo menos cinco años de exclusividad de datos mediante la vinculación de los derechos de registro de medicamentos a status de patente.

La pregunta que debiéramos hacernos es si la salud es negociable. Los genéricos son una solución al alcance de todos y en especial en países de bajo ingreso. Las empresas que se dedican a producirlos sobre todo en India y Brasil sufren ataques de todo tipo por parte de la Gran Pharma. Desde retención de embarques en tránsito por considerarlos productos falsificados o piratas hasta influir directamente en las negociaciones en los diferentes organismos internacionales como también juicios engorrosos y costosísimos para hacer valer una patente y evitar la competencia de los genéricos.

Esto último se demuestra con un caso en India donde estaba plenamente justificada la emisión de una licencia obligatoria en 2012 sobre Nexavar de Bayer Este es un tratamiento contra el cáncer de hígado y riñón a US$ 60,000 por año, que no sólo era demasiado caro una versión genérica vale menos de 2.000 dólares al año sino que también estaba siendo puesto a disposición de sólo una pequeña fracción de los pacientes que lo necesitaban en India.

Las licencias obligatorias han sido legales en casi todos los países en el mundo desde el siglo XIX. Están directamente autorizadas por los ADPIC dentro de OMC y se utilizan ampliamente en los EE.UU. y en otros lugares cuando así conviene a los propósitos del gobierno.

La siguiente pregunta es: Si estas empresas que producen los genéricos hacen buen negocio ¿Por qué las demás cobran tanto? Me lleva a pensar que el consumidor no tiene suficiente información y que el médico que receta se siente más seguro o cómodo prescribiendo el producto de marca en vez del genérico.

Por eso, la próxima vez que vaya al médico pida que le recete el genérico ¡Veremos a ver cuál es su reacción!

 

Salud pública significa: ¡Larga vida a los genéricos!

SOBRE EL AUTOR
Isabel Morales
Isabel tiene experiencia en los sectores público, privado y sociedad civil.  Esto le ha dejado  un amplio rango de conocimientos y experiencia a lo largo de más de 30 de trabaj
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos