ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Logos

La Legión del Caribe
Fecha de Publicación: 07/01/2020
Tema: Historia

La Legión del Caribe fue creada en Guatemala, en diciembre del año 1946, cuando Juan José Arévalo Bermejo era Presidente de la República. El propósito era derrocar a gobernantes despóticos de Centroamérica y del Caribe. Empero, urgentemente había que derrocar a Rafael Leonidas Trujillo Molina, de República Dominicana. Y a Teodoro Picado Michalski, de Costa Rica. Y a Víctor Manuel Román y Reyes, de Nicaragua, quien era confiable y dócil servidor de su sobrino Anastasio Somoza García, que había gobernado desde el año 1937 hasta el año 1947.

El pacto de creación de la legión fue firmado por Juan Rodríguez García, de República Dominicana; José Figueres Ferrer, de Costa Rica; y por Emiliano Chamorro, Gustavo Manzanares, Pedro José Zepeda y Rosendo Argüello, de Nicaragua. Fueron miembros de la legión Rómulo Betancourt, de Venezuela; Víctor Raúl Haya de La Torre, de Perú; y Juan Bosh, de República Dominicana. Presuntamente, algunos o todos los fundadores de la legión eran masones.

Arévalo Bermejo fue patrocinador del pacto; y aportó territorio guatemalteco para crear una sede militar, desde la cual se emprendió el derrocamiento de Trujillo Molina. La autoridad máxima era el Comité Supremo Revolucionario, presidido por Juan Rodríguez García, importante patrocinador financiero y comandante general de las fuerzas militares legionarias. La legión pretendía no solamente derrocar a los gobernantes despóticos sino recuperar la unidad de Centroamérica, crear una alianza democrática caribeña, expulsar a los europeos que persistían en colonizar el Caribe, y crear una República Democrática del Caribe.

La legión triunfó en Costa Rica, en el año 1948, con fuerzas legionarias militares que comandaba José Figueres Ferrer. Fue derrocado el presidente Teodoro Picado Michalski. El nuevo presidente fue Figueres Ferrer. Y desde Costa Rica la legión intentó derrocar al gobierno de Víctor Manuel Román y Reyes, de Nicaragua, que realmente era el gobierno de Somoza García, Jefe de la Guardia Nacional. El gobierno de Somoza García, auxiliado por ciudadanos exiliados de Costa Rica, enemigos de Figueres Ferrer, no pudo ser derrocado. Figueres Ferrer desistió de cooperar para derrocar a Román y Reyes; y abandonó la legión y devolvió las armas que ella le había adjudicado para derrocar a Picado Michalski. Presuntamente Figueres Ferrer desistió de esa cooperación para evitar que Somoza García se aliara con aquellos enemigos, y lo derrocara.

En el año 1947 la legión intentó derrocar a Trujillo Molina. El intento fracasó. En el año 1949 la legión renovó el intento; pero también renovó el fracaso. En este intento, el presidente de México, Miguel Alemán Valdés, brindó la cooperación que habíale solicitado Arévalo Bermejo, quien también había logrado obtener alguna cooperación del presidente Figueres Ferrer, antes, por supuesto, de que desertara de la legión. El recién electo presidente de Cuba, Carlos Prío Socarrás, se abstuvo de cooperar, temeroso de alguna reacción hostil del gobierno de los Estados Unidos de América, aunque prometió ser aliado del sucesor de Trujillo Molina.

La Legión del Caribe se extinguió quizá en el año 1950; pero renovados agentes políticos se propusieron continuar su misión original. Y en septiembre del año 1956 Anastasio Somoza García, quien gobernaba Nicaragua por segunda vez, fue asesinado. Lo sustituyó su hijo Luis Somoza Debayle, quien sufrió un mortal ataque cardíaco, en el año 1963. Lo sustituyó su hermano Anastasio Somoza Debayle. En mayo del año 1961, fue asesinado Trujillo Molina (quien gobernaba desde el año 1930, e intentaba derrocar al nuevo gobierno de Cuba, presidido por Fidel Castro). En julio del año 1979, Somoza Debayle, quien gobernaba por segunda vez, renunció, asediado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional; y se exilió. Fue asesinado en septiembre del año 1980, en Paraguay.

La Secretaría de Estado del gobierno de los Estados Unidos opinaba que el gobierno de Guatemala, influido por los comunistas, había patrocinado la llamada Legión del Caribe. El partido comunista de Guatemala discrepaba de esa opinión: la Legión del Caribe había contribuido al triunfo de Figueres Ferrer, que era un reaccionario.

Post scriptum. El libro Memorias de un Comunista, del hondureño Rigoberto Padilla Rush, tiene una parte denominada Mi relación con la Legión del Caribe. Son memorias compiladas por Marvin Barahona.