ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Vocación de Libertad

Voto nulo y futuro
Fecha de Publicación: 13/05/2019
Tema: Otros

 

Todo proceso de elecciones que se practica en el ejercicio de avanzar detrás del modelo de vida democrático, republicano y constitucional es importante para una sociedad y cada sociedad tiene sus condiciones especiales en sus tiempos particulares. Sostengo la tesis de que este proceso eleccionario en particular, tiene una trascendencia que va mas allá de la óptica típica de cambio de autoridades que a rempujones hemos venido celebrando en una dinámica de deterioro progresivo que nos lleva este hitico momento.

 

Hitico en tanto, mas que definir directamente nuestras autoridades del Poder Ejecutivo nacional – Presidente Vicepresidente -  y municipal – Alcaldes y Concejales -, así como Diputados al Congreso de la República e indirectamente en manos de quienes quedará el futuro de nuestro Poder Judicial, estaremos definiendo tal cual lo escuche decir al candidato a Diputado Nery Rodas: entregar el país a las mafias del crimen organizado o poner un primer peldaño para retomar el camino de un país con el nivel de civilidad que le permita ser parte de las democracias decentes del mundo occidental.

 

Me sorprende de importantes opinionistas del país, intelectuales, académicos y dizque políticos, el atrevimiento para pedir a nuestro pueblo ejercer su voto con el “cerebro” dicen algunos, otros hablan de ejercer un “voto consciente”, otros aún más sin vergüenza alguna, piden un “voto inteligente” y así sucesivamente, ignorando o presumiendo ignorar que en nuestra gente, al menos en las grandes mayorías, no existe la preparación, el nivel de educación y condiciones que vayan mas allá de su precaria necesidad de comer, como formadora de criterio para ejercer el voto.

 

Me sorprende también que el actual proceso electoral, lleno de anormalidades y hasta irregularidades legales notorias, esta siendo visto como normal, los mas críticos prefieren llamarle atípico, sin darnos cuenta de que el mismo, puede ser utilizado como una vía institucional de formalizar lo que ya es una realidad inocultable: en gran parte, Guatemala como Estado y como Gobierno, esta en manos del crimen organizado y todo camina en ruta para terminar de ponerle cello y firma con los resultados que se pueden producir en el próximo evento electoral.

 

Y ésto no es ser fatalista y mucho menos que no se valoren algunas opciones de candidatos en la contienda que, ciertamente a juzgar por las dos personas que se juegan la Presidencia y la Vicepresidencia del país, bien podrían ser buena gente, competentes y bien intencionados; pero lo relevante en este caso es que ellos solos no podrían domar a la bestia que anda suelta. Una bestia inescrupulosa, con suficiente dinero como para comprar varias veces a nuestros políticos y autoridades, con armas de todo tipo y sofisticación y con una convicción profunda: Guatemala es el Estado mas débil en la región  y del cual hay que apoderarse.

 

¿ Por qué cree usted que hasta el momento, a todos los candidatos entrevistados por los medios de comunicación, haciéndoles la misma pregunta sobre sus equipos de trabajo ?, la respuesta ha sido la misma: esquiva y mentirosa. ¿Cómo y por qué confiar en un mentiroso?. O es que, ¿Usted ya escucho a alguna de las fórmulas presidenciales sugerir tan sólo cual sería su equipo de gobierno, bajo el supuesto de que ganará las elecciones?

 

Una realidad que les pido considerar a los lectores es la necesidad de ver en la decisión de este proceso electoral un necesario parteaguas para el país; a diferencia de los procesos en años anteriores.

 

Las decisiones que hagamos en el presente proceso electoral, representa la posibilidad real y verdadera de abrir un espacio hacia la reconstrucción de nuestro Estado Democrático, Republicano y Constitucional o bien, entregar a Guatemala y todas sus riquezas a alguna de las mafias imperantes o todas juntas, puesto que éstas sí, sí muestran tener la capacidad de conversarse, llegar a consensos y eventualmente poder operar juntas. ¿Queremos postergar la crisis?

 

Lo que hemos podido vivir desde abril del 2015 y lo que se va develando frente a nuestros ojos desde que inicio el proceso electoral, no puede ser mas elocuente. Presidenciables, no todos, pero sí algunos, perseguidos por la justicia, desde contubernios posibles con narcotraficantes, pasando por cooptación o colusión en negocios con el Estado, hasta deudores privados demandados en USA. Diputados de la misma calaña, no todos, pero si en buen número y alcaldes y concejales, también no todos, pero para muestra, algunos ejemplares ya viviendo procesos.

 

Es aquí cuando el “voto nulo” puede representar para algunos como un servidor, la única vía institucional dentro del proceso electoral, de poder demostrar la deslegitimación del acto mismo eleccionario para encontrar aire y posibilidades alternas de ponernos de acuerdo para que, siguiendo el orden institucional que el sistema democrático permite, podamos poner al país en un rumbo de verdadera institucionalidad que tenga el respaldo, la validez y contundencia del soberano: usted y todos los guatemaltecos que pensamos en el país y no en intereses a veces reducido por nuestra falta de visión, nuestra ancestral ignorancia y/o nuestro reducido interés económico.

 

Bendiciones y encuentre en mi próximo articulo la profundización del razonamiento en favor del “voto nulo”.

 

 

SOBRE EL AUTOR
Juan F. Callejas Vargas
 Juan Francisco Callejas Vargas   Guatemalteco de 67 años de edad, periodista de opinión, casado con una esposa con quien ha procreado ocho hijos. Estudios profesionales en U
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos