ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Vocación de Libertad

Notables, plan y equipo de trabajo
Fecha de Publicación: 15/11/2018
Tema: Construir el Estado

Vuelvo nuevamente al tema de la propuesta que José Fernando García Molina hace con respecto a buscar una nueva forma de lograr tener en Guatemala un “gobierno distinto” a los que hemos tenido hasta la fecha. Si seguimos la ruta que llevamos, llegaremos nuevamente a tener más de lo mismo. Sugiero leer completo el artículo de García Molina y mis dos comentarios anteriores en la página http://opinionpi.com/

Al respecto y de seguir la propuesta, se nos dice que “el papel de electores corresponde a los mejores hombres que habitan nuestro país, a aquellos depositarios de la sabiduría, con alto concepto del honor y voluntad inquebrantable de servir a Guatemala. La sabiduría se encuentra principalmente entre los más viejos, así como el conocimiento técnico, la fuerza y la energía caracterizan a los de menor edad. Cuando el viejo analiza y el joven actúa, los resultados son inmejorables.” Por supuesto, el diseño intergeneracional en la humanidad, sugiere precisamente tener esto presente de manera racional y consiente. Es lo que Stephen Covey nos planteara en su famoso y muy influyente libro: los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

“Reunidos, los primeros habrán de seleccionar a las personas más adecuadas para gobernar, a quienes después darán total apoyo y respaldo moral y ético. Los seleccionados habrán de ser personas igualmente dignas pero más jóvenes y vigorosos, con alto conocimiento técnico y capaces de grandes sacrificios físicos, de trabajar sin descanso.”

En esto tiempos de prevalente desconfianza, la sostenibilidad de un nuevo Gobierno que de verdad gobierne, tendría que descansar en un indispensable apoyo moral y ético de quienes seleccionen a los más jóvenes; sin este respaldo visible, permanente y presente, las posibilidades de llevar a cabo las tareas definidas en un plan de trabajo en beneficio del país, se volverían bastante difíciles, sobre todo porque no hemos de perder de vista que allí siempre van a estar los grupos de poder con intereses diferentes, tanto aquellos que operan dentro de la cancha de normas existentes como, a los que ya se han aliado a los crecientes grupos que nacen, crecen y se multiplican operando al margen de la ley.

Es una visión de gobierno donde los viejos piensan, analizan, y concluyen, para luego compartir, discutir y persuadir a los más jóvenes, quienes están a cargo de ejecutar lo que acuerden. La presidencia solo podrá desempeñar bien su función cuando esté plenamente convencida de que hará lo mejor para nuestro país. Lo mismo con los ministros de Estado.”

Esto sugiere al menos tres ámbitos de trabajo: primero: la definición a priori de una Estrategia de País para el largo plazo, con soluciones para el mediano y corto plazo (la plantean los viejos), segundo: llevar esta Estrategia de País a un plan de acciones operables con visión de largo, mediano y corto plazo (lo preparan y consensan, con el grupo de viejos, los jóvenes aspirantes a funcionarios de gobierno con este proyecto) y tercero: la obvia revelación de las opciones de aspirantes al gabinete de gobierno que supongo se debería de lograr tener y que el candidato a dirigir el gobierno y los viejos, deberían poder definir en el momento necesario. Máxima transparencia que asegure además, alto nivel de capacidades y competencias para ejecutar.

“Los consejeros conformarán grupos especializados para asesorar en los principales temas de gobierno. Seguridad, educación, salud, infraestructura, política exterior… Los candidatos a la presidencia y vicepresidencia, junto al ministro del ramo y sus asesores específicos desarrollarán las políticas de Estado que los primeros presentarán a la población durante la etapa preelectoral.”

Nos daremos cuenta que el planteamiento contempla mantenernos dentro del marco jurídico del proceso electoral, pero al menos a nivel teórico, permite visualizar una forma diferente de articular una propuesta que nos dé la oportunidad como electores de ser diferentes desde la base misma de la propuesta, tanto de candidatos como de equipo para gobernar y lo que quizá es aún más importante: un Plan de País. Candidato + Plan de País + Gabinete definido, como tres patas necesarias para buscar ese “gobierno diferente”.

“Conformada la propuesta de hombres que habrían de dirigir el gobierno, habrá que buscar un partido político debidamente autorizado que se interese en este proyecto. Uno capaz de anteponer los intereses de Guatemala a sus propios intereses partidarios. Identificarlo es difícil, quizá lo más complejo de esta visión, más no imposible. Entre otras razones, porque a ese partido podría seducirle la posibilidad de convertirse en parte del bipartidismo sano que quizá sobrevendría.”

Bien, seguiré elaborado al respecto.

SOBRE EL AUTOR
Juan F. Callejas Vargas
 Juan Francisco Callejas Vargas   Guatemalteco de 67 años de edad, periodista de opinión, casado con una esposa con quien ha procreado ocho hijos. Estudios profesionales en U
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos