ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Reminiscencias

No claudicaré
Fecha de Publicación: 09/07/2018
Tema: Construir el Estado

He estado retirada de expresar mi opinión, en mucho por estar decepcionada de lo que pasa en Guatemala.

De nuevo nos encontramos divididos, cada vez más separados, más fanatizados por falsas ideologías y por mezquinos intereses particulares. Estamos desorientados y dispuestos a creer a cualquier “mesías”, sí, con minúscula, que se diga dueño de la verdad absoluta.

¿Dónde están los líderes en los que podamos confiar? Me pregunto si no estamos arando en el mar.

Pero llego a la conclusión de que si así fuera, hay que participar. Perseverar en la acción positiva que día a día ejecutamos; al hacerlo, puede hacer que nos tilden de “enemigos del sistema” pero tenemos que aceptar que el régimen político de nuestro país es caduco, mal encaminado y sin rumbo, con el agravante de ser dirigido por personas que en muchos casos se perfilan como ineptos y corruptos.

La tragedia de la erupción de un volcán que siempre ha significado un gran peligro. La majestuosidad del volcán que admiramos cuando subimos de Escuintla hacia Guatemala, nos hacía ignorar su terrible amenaza que era cosa del tiempo para concretarse. Quizá pudo evitarse el siniestro. Era tarea que correspondía ejecutar al gobierno central y a los gobiernos locales; a nadie más. A estos y a todos los anteriores. Los habitantes tenemos nuestra parte de culpa al no saber exigir que nuestras autoridades cumplan con sus obligaciones.

Que somos un país pobre con muchas carencias. Que los recursos son insuficientes, son excusas por la falta de previsión y de acción. ¿Cómo es que dan estas excusas? ¿Y los presupuestos a ejecutar? ¿Y no se puede cambiar?

Las instituciones de los tres organismos del Estado, tienen exceso de empleados. ¿Cuántos buenos maestros, de vocación, quisieran trabajar con ahínco en la formación de nuestra niñez y juventud? ¿Y qué pasa con el Ministro que gusta de viajar en helicóptero pagado por nosotros? ¿Y otro que admite no estar preparado para el puesto? ¿Más aquel itinerante del que no volvió a saberse?

Sí, ahora que el desastre ha dejado muerte, desolación y ha descubierto la incapacidad de nuestros supuestos líderes, muchos se lamentan y se quejan pero también la gran mayoría de gente respondió en apoyo de aquellos que lo perdieron todo; surgieron alianzas de algunas autoridades, sociedad civil e iglesias. Yo me pregunto: ¿Dónde estaban los grupos que bloquean carreteras? ¿Dónde estaba Joviel Acevedo y sus maestros huelguistas?

Ante la indignación que siento ante la acción de algunos y el agradecimiento a tantos que lucharon y siguen luchando por encontrar a sus muertos, he decidido que sí, volveré a escribir, a expresar mis sentimientos y mis opiniones para que Guatemala sane porque, como dijo el Presidente Laugerud, “Guatemala está en pie. Guatemala está herida pero no de muerte”. Necesitamos otro Laugerud que agarre la pala y la piocha y trabaje al lado de su pueblo.