ENSAYOS >
Título:     Tema:     Autor:    

Vocación de Libertad

Vocación política
Fecha de Publicación: 16/06/2018
Tema: Construir el Estado

 

En los comentarios de la columna anterior en este espacio, quise ocuparme de dejar claro, hasta donde mi capacidad lo permitió, el contenido que quisiera entendamos del concepto de vocación.

 

Hoy intentaré hacer lo mismo con la idea de Política, por supuesto, sin intentar convertir esta deliberación en una catedra, sino más bien, buscando como poner al alcance de todos nosotros los mortales, un feliz y mínimo entendimiento de estos valiosos conceptos para nuestra vida en sociedad, sobre todo, habiendo en Guatemala, un consenso mínimo sobre el ideal que buscamos ser y construir como sociedad política: Democracia Republicana y Constitucional de Derecho.

 

“La política es la actividad humana concerniente a la toma de decisiones que conducirán el accionar de la sociedad toda. El término guarda relación con “polis” que aludía a las ciudades griegas que constituían estados. En el contexto de una sociedad democrática, la política guarda una importancia significativa, en la medida en que es la disciplina que garantiza el funcionamiento del sistema. No obstante, es correcto decir que la interacción entre personas con vistas al liderar al grupo a la consecución de una serie de objetivos es intrínseca a la humanidad desde sus inicios.” (Definición ABC https://www.definicionabc.com/medio-ambiente/estado-de-naturaleza.php)

 

En lo personal, simplifico quizá, pero reduzco mi entendimiento a ver la política casi sinónimo de relaciones. Sí, ver la política como esa capacidad propia y natural de cada ser humano, cultivada progresivamente según avanza nuestro espectro de relaciones con nuestros congéneres desde la familia hasta el Estado y el mundo entero organizado o no dentro de nuestra cultura occidental. Eso que muchos expertos llaman, la sociedad intermedia, más conocida ahora, como sociedad civil organizada.

 

Usted y yo hacemos política todo el tiempo y por ello, somos políticos porque somos seres relacionales y no podríamos vivir de la manera en que vivimos, si no fuéramos dotados naturalmente de nuestros cinco sentidos, mismos que nos ayudan a percibir y vivir el mundo de una forma que en ningún otra persona podría ser igual, porque por diseño nacemos y crecemos en ese mundo de desigualdad que hace rica, necesaria y productiva una relación de cooperación entre todos, empezando por nuestra familia. La creación es perfecta.

 

La familia como célula fundante de una sociedad, cualquiera sea su ideología, raza; cultura, religión; idioma o constructo social existente, es el epicentro de la formación básica y esencial de nuestra vida, tanto en lo individual como en lo social. Es aquí, a la mano, en nuestras familias, donde se establecen los primeros fundamentos de nuestra capacidad de relacionarnos con otros seres humanos, es decir, de hacer política, tanto en la familia sanguínea como de lo que conocemos como familia política; esta última resultante de un primer gran pacto entre dos grupos familiares: el matrimonio.

 

Es por ello que no deja de sorprenderme, tanto grata como no tan gratamente, encontrarme que en pleno siglo XXI, instituciones de grandes sabios de la educación reunidos en UNESCO y reportado en un trabajo de investigación sobre la participación de la familia en la educación - PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS EN LA EDUCACIÓN INFANTIL LATINOAMERICANA- afirman lo siguiente:

 

“En los últimos años la participación de las familias, de los padres y madres en la Educación ha sido tema de discusión, especialmente por tres razones: en primer lugar, por la relación encontrada, en algunas evaluaciones realizadas en la Educación Básica, entre la articulación familia y escuela y mejores aprendizajes en los niños y niñas; en segundo lugar, por el reconocimiento de las madres y padres como primeros educadores de sus hijos e hijas, demostrándose el impacto positivo que puede tener una educación temprana de calidad en el desarrollo y aprendizaje de los niños y niñas, y en tercer lugar, porque la familia aparece como un espacio privilegiado para lograr una ampliación de la cobertura de la educación de la primera infancia”.

 

Digo que me sorprende gratamente, porque, estas ideas en torno al rol de la familia en una sociedad, ha sido, es y confió seguirá siendo hacia el futuro, el pilar fundamental para lograr la realización individual e integral de cada persona, en un ambiente democrático y republicano que promulga y defienda la libertad y la vida como derechos naturales y anteriores al Estado. En esto, desarrollar las capacidades de relacionamiento, hacer política, es fundamental.

 

No es tan grato encontrar estos pensamientos en un informe de esta calidad y de esta institución, porque hace evidente el estar re-descubriendo un algo tan natural y de tanto valor en el que nos hemos perdido. Hemos perdido siglos sin evidenciar el desvío de valores tan naturales como la vida misma: en nuestras familias, en nuestra comunidad de padres e hijos y de familia extendida, hemos dejado de llenar y desarrollar las capacidades naturales de ser integralmente lo que cada hombre y mujer trae como vocación de ser. Entre otras cosas, nuestra naturaleza de seres políticos como seres relacionales que somos.

 

¿Cómo derivamos esto a la idea de Vocación Política Partidista? Seguiremos comentando.

 

SOBRE EL AUTOR
Juan F. Callejas Vargas
 Juan Francisco Callejas Vargas   Guatemalteco de 67 años de edad, periodista de opinión, casado con una esposa con quien ha procreado ocho hijos. Estudios profesionales en U
OTROS TÍTULOS DEL MISMO AUTOR:

Ver todos